Los amantes del boxeo están de enhorabuena. Y es que podrán volver a disfrutar de Mike Tyson dentro del cuadrilátero. Así lo ha confirmado la propia leyenda en declaraciones para TMZ. "Voy a pelear contra Lennox Lewis en septiembre", ha confirmado el de Brooklyn.

Noticias relacionadas

Habrá que esperar a septiembre para volver a verle en acción. Casi un año después de su pelea contra Roy Jones Jr.. Aquel combate de exhibición acabó con un nulo (76-76) y con ambos diciendo que les encantaría seguir con estas peleas entre las leyendas del ring.

"Nunca estoy satisfecho con un empate, pero tengo que reconocer que Tyson es fuerte y todo lo que me golpeó me dolió", dijo Jones Jr. Mientras que 'Iron Mike' se mostró contento por tener la posibilidad de ayudar a la gente a través de estos combates de exhibición.

Mike Tyson golpeando a Roy Jones Jr. durante su pelea

"Ahora somos humanitarios. Podemos hacer algo bueno por el mundo. Tenemos que hacer esto de nuevo", dijo Tyson después de la pelea. "Yo quería 3 minutos pero está bien porque los 2 minutos parecieron 3", bromeó después el que fuera campeón de los pesos pesados.

Sí a Lennox Lewis

Mike Tyson decidió no pelear contra Evander Holyfield después de que este insistiese en eso, además de desafiarle en varias ocasiones durante los últimos meses. Pero 'The Real Deal' se enfrentará a Kevin McBride el 5 de junio. Así se paraliza cualquier opción de ver un cara a cara entre Tyson y Holyfield... de momento.

Es Lennox Lewis el que se enfrentará a Mike Tyson en el cuadrilátero. Este no será el primer combate entre ambos. Las dos leyendas ya pelearon en el 2002, cuando el británico se hizo con la victoria, reteniendo el título de los pesos pesados en The Pyramid de Memphis tras ocho asaltos.

El británico colgó los guantes con una marca de 41-2-1 y de estas 41 victorias, 32 fueron por KO. Después de pelear ante 'Iron Mike', Lennox Lewis siguió un año más como profesional, retirándose en 2003 después de ganar por la vía rápida a Vitali Klitschko. En los últimos tiempos, ya había asegurado que el único que sería capaz de sacarle de su retiro era, obviamente, Mike Tyson. Y así ha sido.

[Más información - El motor de Armstrong y otras grandes trampas del deporte: de penes falsos a cápsulas de sangre]