Connor McGregor marcará el inicio de este 2021 con su pelea frente a Dustin Poirier en este mes de enero. El irlandés parece que tendrá un año bastante movido y los rumores sobre una posible pelea frente a Manny Pacquiao, después de enfrentarse a Floyd Mayweather, no paran de crecer. El filipino también está preparando su regreso particular, quiere ponerse los guantes de nuevo después de inmiscuirse en la política y ahí recuperar su prestigio en el mundo pugilístico.

Noticias relacionadas

Es por lo que desde el equipo de Pacquiao ya empiezan a calentar un posible enfrentamiento. Ha sido Justin Fortune, preparador del boxeador, desde el medio filipino PhilStar el que ha explicado qué sucedería en una pelea entre ambos. "Os lo garantizo. Manny podría dejarle KO en dos asalto, rápido y sencillo. Creo que sería una pelea que movería mucho dinero. Todo el mundo la quiere. A mucha gente no le gusta McGregor y quieren verle derrotado", argumentó el entrenador.

Antes de producirse este choque, los rivales que se están rumoreando para Pacquiao son Errol Spence y Mikey García. Después de un tiempo sin subirse a los cuadriláteros, el filipino necesita ponerse en forma antes de afrontar un duelo como sería el de McGregor, al que algunos ya le ponen fecha en el mes de septiembre. Manny no lucha desde 2019, tras ponerse a prueba frente a Keith Thurman, al que derrotó para dejar su registro histórico de 62-7-2.

Manny Pacquiao EFE

"Manny dejará fuera de combate a Mikey García. Mikey es rápido y fuerte, y no es tan grande como Spence. Pero Manny es un animal diferente. Será una puesta a punto para Manny, que no pelea desde su combate ante Thurman en 2019. En cuanto a Spence, Manny también le podría ganar. Spence es lento. En su última pelea se midió con Danny García, que logró aguantar los 12 asaltos. Danny terminó con un ojo morado, pero si hubiera peleado con Manny le habría dado una paliza. Manny es una auténtica picadora de carne", explicó Fortune sobre estas dos próximas peleas.

Polémica filipina

La muerte de la azafata de Philippines Airlines, Christine Dacera, ha conmocionado a toda Filipinas. Se produjo el día 1 de enero, en la noche de Año Nuevo, cuando fue encontrada muerta en una bañera del City Garden Grand Hotel. La joven, de 23 años, no solo había sido presuntamente asesinada, sino que todos los indicios apuntaban a que también había sufrido una violación, lo que ha provocado la ira incontrolable de Manny Pacquiao.

Ahora, el boxeador y senador filipino ha decidido involucrarse al máximo en el caso para llegar cuanto antes a una resolución que ponga fin, de alguna forma, a tanto dolor. "Lo que menos me gusta es el asesinato con violación, así que estoy presionando para que haya pena de muerte". El campeón del mundo del peso wélter lo tiene claro, le pide a todos que confiesen lo sucedido y ha transmitido cuál debería ser para él el castigo que deberían recibir todas las personas involucradas en un crimen tan espantoso. Pacquiao está dispuesto a ofrecer hasta 10.000 dólares a las personas que aporten información relevante al caso.

[Más información: De McGregor a Khabib: qué esperar de la UFC en el nuevo año 2021]