La sevillana Sofía Martos López, nacida el 22 junio del 2002 en Coria del Río, empezó su andadura en el Muay Thai a los 6 años. Descubrió las artes marciales gracias a su tío y entrenador, Jaime Cantos, que se dedica a ellas profesionalmente desde hace años. 

Noticias relacionadas

A los 8 años empezó a destacar a nivel internacional, cuando conquistó en Liverpool el torneo de promesas llamado Europa Kids, lo que fue el preludio de numerosos éxitos que empezarían a llegar más tarde. 

Sofía ha sido campeona de España hasta en cuatro ocasiones. También se ha apuntado varios campeonatos del mundo de su categoría. El primero, en 2015, en Lloret de Mar (Barcelona). Aún en edad júnior, esta joven coriana presenta un balance que impresiona: 106 triunfos y solo siete derrotas.

A sus 17 años, tras tener que dejar la escuela para dedicarse al Muay Thai, Sofía Martos está viviendo una experiencia única en Bangkok (Tailandia). Ya estuvo allí en marzo de 2017, cuando acabó proclamándose campeona en los Mundiales WMF. EL ESPAÑOL ha podido hablar con ella. 

¿Quién es exactamente Sofía Martos?

Soy una chica que tiene 17 años y que hace Muay Thai desde los 6, llevando peleando once años. Tengo 113 peleas y ahora solo me dedico a ello, tanto en España como en Tailandia.

¿Cómo entra este deporte en tu vida?

Fue gracias a mi tío, que también es mi entrenador. Me cogió con 2 años para meterme en deportes de contacto. Cuando fui creciendo elegí el Muay Thai debido a que fue lo que más me gustó.

Sofía Martos

¿Tu vida puede cambiar cuando cumplas 18 años?

Mi vida seguirá igual. El Muay Thai es lo principal en mi vida, ya que solo entreno y peleo. Quiero seguir así cuando tenga 18 años y no va a influir nada. En Tailandia, por ejemplo, da igual la edad, ya que pelean desde que son pequeños.

¿Por qué Tailandia?

Siempre quise ir ahí desde que empecé con el Muay Thai. Fui debido a que tengo un amigo que me dijo que fuese a entrenar. 

¿Cómo es el Muay Thai en Tailandia respecto a España?

Es muy diferente. En Tailandia uno tiene más posibilidades de triunfar que en España, porque ahí este deporte es muy importante. Es como si fuese el fútbol en España. 

¿Qué te ha aportado Tailandia en tu vida?

Un cambio de vida, ya que me la ha cambiado totalmente. Me ha hecho madurar tanto en el deporte como en la vida personal.

¿Se puede vivir del Muay Thai?

En Tailandia sí, en España no, ya que muchas veces tienes que tener otro trabajo. 

Sofia Martos y Jaime Cantos (su tío y entrenador)

¿Cómo se vive en Tailandia el Muay Thai?

De una forma increíble. En mi caso, mi vida es entrenar y descansar, no hago otra cosa, ya que solo me dedico a ello. 

¿Tienes patrocinadores?

Sí, y y gracias a ello tengo algo de dinero con el que me pueda sufragar parte de mis gastos. También tengo que poner de mi parte y mi familia me ayuda mucho.

Eres una de las grandes promesas, ¿hasta dónde quieres llegar?

Estoy en un nivel muy alto, pero quiero llegar más allá en Tailandia, ser de las mejores y llegar al número uno.

¿Queda mucho por avanzar del Muay Thai en España?

Sí. Se está viendo un poco más de movimiento, pero nos va a costar. Es un deporte muy poco conocido. 

¿Tu camino ha sido muy duro?

Sí. He tenido que dejar a amigos, a la familia y siendo tan joven. Pero es lo que me gusta y es la única opción que tengo. Soy muy feliz así. Me fui a Tailandia porque sabía que iba a mejorar mucho y ni me lo pensé. 

¿Existen diferencias entre el Muay Thai femenino y el masculino?

Hay poca diferencia. En Tailandia hay peleas tanto de hombres como de mujeres. 

Sofía Martos

¿Aprendes nuevas cosas en cada pelea?

Sí. Aprendo y mejoro. 

¿Qué es para ti el Muay Thai?

Es mi vida.

¿Llegaste a intentar compaginar estudios con el Muay Thai, no?

Sí, pero es muy difícil. Uno no saca tiempo y si estudiaba, tenía que dejar de entrenar. El colegio nunca me dio comodidades y facilidades, por lo que tuve que dejar de estudiar a los 16 años, cuando terminé 4º de la ESO. No me disgustaba estudiar, pero decidí que me aportaba más el deporte y no iba a seguir en el colegio. Fue una decisión dura y mis padres me apoyaron siempre debido a que sabían que yo sufría porque no tenia tiempo para las dos cosas. No me arrepiento dejar los estudios por el Muay Thai. 

¿Cómo te ves en un futuro?

Trabajando en este deporte, ya sea como deportista o como entrenadora. También me veo consiguiendo muchos títulos y llegando a ser la número uno.

[Más información: Lara Fernández, promesa del Muay Thai español: "Las futbolistas piden más dinero y yo no cobro"]