Las chicas de Carlos Viver se llevaron un susto en forma de derrota ante Rusia y quedaron en manos de Montenegro para poder estar en las semifinales del Mundial de Japón de balonmano femenino. Pero la selección centroeuropea cumplió ante Suecia y Las Guerreras se metieron en una histórica fase final donde espera Noruega.

Noticias relacionadas

La selección estaba cenando en el momento en el que conocían la clasificación y lo vivieron todas juntas desde el comedor del hotel de concentración. Vivieron cada gol de Montenegro con alegría y cada fallo de Suecia con más energía aún. Las redes sociales de la Federación Española de Balonmano hicieron público el momento.

Con el objetivo del preolímpico ya cumplido, la selección española no tendrá ningún techo en estas semifinales. Si bien es cierto que Noruega es un equipo más que complicado, esta selección ha demostrado un gran nivel durante todo el torneo. Por lo que contarán con la confianza plena para lograr un histórico pase a la final.

[Más información: España se mete en semifinales con la ayuda de Montenegro]