La selección femenina de rugby rugió con autoridad ante la de Gales al vencer por 29-5 en un partido amistoso, disputado en el Central de la Universidad Complutense de Madrid, pero importante porque otorga a las nacionales el octavo puesto de la clasificación mundial.

Noticias relacionadas

De cara al Mundial de Nueva Zelanda, en cuya clasificación España jugará ante Irlanda, Escocia e Italia, la clasificación mundial es importante porque determina los cruces.

Con esta victoria ante Gales, España pasa al octavo puesto, relegando a las galesas al noveno. Las leonas salieron sabiendo la importancia del resultado y no dejaron respirar a las 'dragonas'. Dominando el juego de principio a fin, en defensa y en ataque, en primera línea y en las bandas. Incluso superaron a sus rivales en sus teóricos puntos fuertes, las melés, los maul y las touch.

Un ensayo de Olivia Fresneda abrió el marcador para las españolas (5-0) y Beatriz Domínguez posó el balón de nuevo en el minuto 28 para subir el 10-0 en el marcador, que Patricia García se encargó de transformar en el 12-0 con el que finalizó la primera mitad.

El tercer ensayo del XV español fue espectacular con un maul que recorrió casi veinte metros hasta lograr el 17-0. En el minuto 61, Anne Fernández subió el 22-0 y Anna Puig anotó otro ensayo en el minuto 73, que Patricia García transformó para el 29-0 en el marcador.

Gales, casi al borde del final, evitó llevarse el marcador a cero, gracias a un ensayo de Alecs Donovan, en el minuto 77, que subió el 29-5 definitivo al marcador. Las leonas rugieron con autoridad.