La selección inglesa de rugby ha sido sancionada con 2.000 libras (2.200 euros) por invadir el campo de Nueva Zelanda durante la haka que realizan antes del partido.

Los jugadores ingleses cruzaron la línea del centro del campo mientras los neozelandeses hacían su ritual prepartido.

El encuentro de semifinales acabó con triunfo por 19-7 a favor de los ingleses, que jugarán este sábado la final ante Sudáfrica.

Según explicó World Rugby, Inglaterra fue en contra del torneo al interferir en el rito cultural.

El entrenador de Nueva Zelanda, Steve Hansen, aplaudió la respuesta de los jugadores ingleses a la haka y explicó que no fueron sancionados por su acción, si no por cruzar el campo.

El importe de la multa será donado a obras de caridad.

Noticias relacionadas

[Más información: La brutal caída del español Bienvenido Aguado: reventó la bicicleta por la mitad en el golpe]