El Bordils de Girona, equipo de Segunda División, decidió protestar este martes la sentencia del 'proces' en el partido que le enfrentaba ante el Benidorm, conjunto de Primera División. Y lo hizo nada más comenzar el choque, cuando se quedaron parados durante un minuto.

Noticias relacionadas

Los jugadores del Bordils se situaron en el lateral de la pista durante el comienzo del choque. La decisión del Benidorm, equipo visitante, fue pasarse la pelota de un lado a otro esperando a que sus rivales decidiesen entrar al terreno de juego a disputar el partido. 

La situación fue avisada con anterioridad al árbitro, que no puso problema alguno, y pasado el minuto y las protestas, el partido se reanudó con normalidad tras los aplausos de la grada. El cuadro catalán acabó perdiendo por 24-32 en un choque perteneciente a la segunda eliminatoria de la Copa del Rey.

Durante el choque se vieron numerosas banderas independentistas y pancartas de un equipo en cuyos resúmenes siempre aparece un lazo amarillo en protesta por los políticos presos. 

[Más información: El presidente del Cartagena y el 'procés': "Espero que nadie pite al Barça y se le reciba bien"]