¿Ha escuchado alguna vez hablar del fútbol gaélico? Este se trata de un deporte practicado principalmente en tierras irlandesas y que, poco a poco, va ganando adeptos por el resto del mundo así como en España. Es una disciplina que mezcla el fútbol y el rugby y coge, incluso, pinceladas del baloncesto y el balonmano para presentar un deporte frenético en el que manda la habilidad de sus jugadores.

Noticias relacionadas

El fútbol gaélico nació en Irlanda hace siglos enfrentando a pueblos enteros e introduciendo rituales religiosos. Hoy en día, este deporte sigue siendo un culto en el país de las islas británicas y en los últimos días está en boca de todos por una espectacular jugada que nada tiene que envidiar a muchas de las mejores escenas de siempre en el mundo del fútbol, el que mueve masas por todo el mundo.

Un gol viral para darse a conocer

No muchos conocían el fútbol gaélico cuando en redes sociales se empezó a viralizar un gol del jugador James Carr para el club Mayo GAA. Este cruza toda la pista, bailando sobre sus rivales a su paso y definiendo con un potentísimo golazo por toda la escuadra. A la mañana siguiente, el vídeo compartido por las cuentas oficiales de la competición ya acumulaba centenares de miles de reproducciones.

Para conocer un poco mejor el fútbol gaélico hay que hacer un repaso a las reglas básicas de este deporte. Juegan dos equipos de 11 o 15 jugadores en una cancha de césped rectangular con porterías en forma de 'H' a ambos lados. Los partidos duran entre 60 y 70 minutos y el objetivo principal es anotar puntos pateando o golpeando el balón con las manos para introducirlo en la portería rival. El equipo con más puntos al final del encuentro gana. Hasta ahí es simple.

La particularidad es que si el balón pasa por encima del travesaño, se anota un punto y un juez levanta una bandera blanca; si pasa por debajo se anota un gol (cuenta tres puntos) y un juez levanta una bandera verde. Además, se permiten tackles (placajes) más duros que en el fútbol, aunque menos que los de rugby.

España y Galicia, potencias del fútbol gaélico

En España existe una Liga, que tiene en Galicia su punto caliente. Sin ir más lejos, la selección femenina gallega se proclamaba campeona de Europa en 2018, mientras que la masculina se colgaba la plata tras caer en la final contra Francia. Y es que el fútbol gaélico lleva muchos años arraigado a la comunidad gallega. Ahora, ambos combinados se preparan para participar en la Renault GAA World Games 2019, que reunirá a las mejores selecciones de todo el mundo.

Fútbol gaélico

Ninguno de los dos equipos se descarta para nada y sueñan con cuajar un gran papel en el Mundial, tras sus grandísimas actuaciones en el Europeo. El pasado martes, ambos conjuntos realizaron una jornada de presentación de cara a la cita que se celebrará entre el 28 de julio y el 2 de agosto. Pablo da Silva, entrenador del equipo femenino, se mostró ambicioso de cara al Mundial gracias a que cuentan "con un equipo muy fuerte" que mezcla "gente con mucha veteranía en estas citas y otras jugadoras nuevas".

El fútbol gaélico ha llegado para quedarse y España cuenta con una base para convertirse en una de las potencias de este deporte. El público ya lo empieza a conocer y a partir del próximo 28 de julio, las gallegas y los gallegos buscarán el cetro mundial en la cuna de esta disciplina y dar el salto que tanto han buscado y por el que han trabajado en los últimos años.

[Más información: Folau denuncia su despido de la selección australiana por sus comentarios homófobos]