Alex Danson (21 de mayo, 1985) volvió a nacer el pasado verano cuando consiguió sobrevivir de una lesión que pudo acabar con su vida. La capitana de Gran Bretaña de hockey sobre hierba, campeona olímpica en Río de Janeiro y bronce en Londres 2012, se golpeó, sufriendo una conmoción, la cabeza contra un asiento de hormigón durante las pasadas vacaciones, lo que pudo costarle la vida. 

Noticias relacionadas

Casi un año después, Alexandra ha relatado como fueron esos días y el calvario por el que pasó y sigue pasando, donde vivió la experiencia más dura de su vida tal y como cuenta esta jugadora nacida en el sur de Inglaterra, en Southampton

"Hace seis meses, mientras estaba de vacaciones, me golpeé la cabeza. Inmediatamente supe que algo no iba bien, aunque intenté fingir que todo estaba bien. Seis semanas más tarde, me llevaron al hospital con una sospecha de hemorragia porque tenía convulsiones", relata Danson. 

Meses y meses con la angustia de saber si iba a sobrevivir

Alex pasó de dedicarse todos los días al hockey, compitiendo entre y contra las mejores, a tener que estar en un hospital y en una cama durante meses sin apenas moverse, sufriendo y temiendo por su vida. 

Más allá del "trauma físico", lo que más lamenta es haber perdido su identidad, ya que ahora tiene que "intentar pasar un día". 

"Una de las partes más difíciles de todo esto ha sido la pérdida de lo que yo era. Pasar de dirigir a mi país, aspirar a clasificarse para los Juegos Olímpicos de Tokio, a intentar pasar un día. Ha sido la experiencia más dura y difícil que he vivido y por la que he pasado", dice. 

Alex Danson, durante un partido. Foto: fieldhockey.com

La familia y el adiós al hospital

En momentos como estos, la familia y los amigos son vitales para que una persona pueda salir, o simplemente mejorar, de un accidente como este. Danson sabe que sin ellos, hubiese sido casi imposible salir adelante: "Han sido mi salvavidas", manifiesta.

Los meses después a salir del hospital fueron muy duros para Alexandra. Incluso más que todo el tiempo que duró la recuperación. Un proceso muy largo y tortuoso. 

"Cuando salí del hospital, caminar al baño era casi imposible y no podía hacer otra cosa que eso. Estuve en la cama las 24 horas del día durante semanas y semanas. No podía tolerar la luz, el sonido o que la gente me hablara. Mi memoria, concentración y capacidad para leer o mirar pantallas era cero", cuenta. 

Un duro trabajo, con mucho esfuerzo y sacrificio, cuyo calvario por el que pasó parece que llega a su fin. Se siete satisfecha de todos sus progresos, aunque reconoce que le queda aún mucho por recorrer.

"Ahora puedo caminar durante casi 30 minutos, puedo mantener una conversación y recordar cómo hervir un huevo. A pesar de ello, sigo teniendo dolores de cabeza y me siento mareada la mayoría de los días", expresa. 

La selección de Gran Bretala de hockey sobre hierba. Twitter: (@AlexDanson15)

Danson quiere que su experiencia sirva para la gente que está atravesando por un mal momento en su vida. Si ella ha podido salir de un accidente como este, todo es posible. 

"No estaba segura de relatar todo lo que me había ocurrido porque no he me encontraba bien. Muchas personas pasan por cosas peores como las mías y tienen que ser más fuertes que yo. Siempre me he sentido más feliz en la vida tratando de ayudar a los demás y creo que mi historia puede servir para la gente que está como yo o peor o para poder apoyar a alguien que está pasando por lo mismo", narra. 

Ahora, tras meses y meses de recuperación, su objetivo principal es seguir mejorando y progresando de un accidente que pudo costarle la vida. Tokio queda, de momento, aún muy lejos. 

[Más información: Acude a un partido de hockey y es acusado de haber asesinado a una mujer en 1993]