Este domingo se está disputando la última jornada de los europeos de Glasgow indoor. Este día se ha disputado la final de los 800 metros lisos, donde competía Álvaro de Arriba, que se ha proclamado campeón. Su marca ha sido de 1:46.83 después de ejecutar en la última vuelta un ataque largo que resultó letal para sus rivales.

Noticias relacionadas

El británico Jamie Webb, pese al ruidoso aliento del público, no pudo superar al español y se consoló con la plata (1:47.13), seguido del irlandés Mark English (1:47.39) y del otro español finalista, el murciano Mariano García, que hizo récord personal con (1:47.58).

Los dos españoles se habían ganado el puesto en la carrera por las medallas con sendas victorias en sus semifinales. De Arriba, que obtuvo la medalla de bronce hace dos años en Belgrado, ratificó su gran momento. El danés Andreas Bube marcó la pauta en las dos primeras vueltas. Pasó el ecuador en 53.38, con De Arriba y García quinto y sexto.

Firme en el liderato en todo momento

El salmantino, imbuido de su superioridad sobre el resto, tomó la cabeza para escuchar la campana ya en primera posición. Por detrás empujaba el británico, alentado por los espectadores, pero el salmantino se mantuvo firme y arribó sin novedad a la meta como ganador.

Mariano García, campeón de España con 21 años, sacó a relucir su coraje en la breve recta final, pero no le dio tiempo a meterse en el podio. Se quedó a 19 centésimas en sus primeros Europeos bajo techo.

[Más información: Ana Peleteiro, oro europeo de triple salto y récord de España en Glasgow]