La aragonesa Salma Paralluelo, la más joven de todos los participantes en los Europeos de atletismo en pista cubierta, se despidió en la primera ronda de 400 metros con una marca de 55.30 muy alejada de sus mejores prestaciones de la temporada.

Noticias relacionadas

Con 15 años, pagó la novatada. No pudo obtener un buen puesto al tomar la calle libre y ese fallo suele resultar letal en esta prueba bajo techo. A partir de ahí desordenó la técnica y acabó descolgada del grupo, sexta y última en meta.

"Estar aquí ya era un sueño. No ha salido la carrera como esperábamos, he tenido malas sensaciones de piernas. Cuando hemos llegado a calle libre he perdido mi técnica, se me han metido todas por delante y ya ha sido imposible avanzar. Pero aprendo de esto y me voy con muchas ganas de seguir mejorando", comentó a EFE tras la carrera.

Salma reconoce que no ha podido correr como solía. "La calle dos es más complicada para coger la calle libre, pero hay que reconocer que venía con una de las peores marcas aquí. Una experiencia más, me lo he pasado muy bien, pese a todo. Muchos nervios en la cámara de llamadas, pero una experiencia muy bonita", añadió.

Salma Paralluelo, campeona del Mundo sub17 Federico Anfitti Agencia EFE

La segunda más joven de la historia

Entre los 637 atletas de 49 países que se disponen a competir en el Emirates Arena de Glasgow, el récord de precocidad lo ha tenido Salma Paralluelo, que con 15 años y 108 días se ha convertido en la segunda atleta más joven de la historia que compite en unos campeonatos de Europa.

En 34 ediciones de los Europeos en sala, sólo la marchadora noruega Kjersti Tysse participó a una edad más joven, con 15 años y 4 días, hace ya 32 años. Andando el tiempo llegaría a ser dos veces subcampeona olímpica de 20 km.

Campeona mundial sub-17 con la selección española de fútbol, Salma se presentaba en la sociedad internacional frente a los mayores y lo hacía en la primera serie, sin más referencia que su reciente marca de 53.83 que le dio el tercer puesto en el campeonato de España absoluto.

El mejor crono de su corta vida no le autorizaba, sin embargo, a pensar que podía superar la primera criba. Cuatro de sus seis adversarias en la primera serie eran superiores por marca del año y a la segunda ronda sólo pasaban las dos primeras.

"Ahora me queda el campeonato de España sub-18 (la semana próxima en Valencia), en el que probablemente haré otra prueba, para descansar del 400. Al aire libre me planteo el 400 vallas, que me gusta mucho, y en fútbol ahora en marzo me voy a Suecia para un Europeo sub-17. Ya tengo ganas de jugar al fútbol, que hace tiempo que no juego", señaló.

[Más información: Gana una carrera descalzo con el pie destrozado: "¿Alguien ha visto mi dedo?"]