En la noche de este sábado 8 de septiembre, el jugador de rugby, Te Toiroa Tahuriorangi, debutaba con la selección nacional de rugby de Nueva Zelanda, más conocida como los All Blacks, ante los Pumas que conduce Mario Ledesma en el Trafalgar Park (Nueva Zelanda).

Noticias relacionadas

El partido de la tercera jornada de la Rugby Championship finalizó con el resultado de 46-24 a favor del combinado neozelandés. En dicho encuentro, el mediocampista recibió una admirable y emocionante sorpresa por parte de su familia, la cual viajó desde la isla de Rotorua para observar el primer juego del atleta.

Antes de que la disputa diera comienzo, su entorno se puso de pie en el sitio que estaban ocupando en las gradas y le dedicaron la popular danza de guerra llamada haka para que entendiera los valores que desprende dicho baile maorí y que debía de aplicar en el terreno de juego, entre ellos la deportividad.

Este curioso hecho se produjo para dar ánimos al de 23 años, quien apenas dos días antes de enterarse que estaba en la lista de convocados tenía que pasar por la terrible y dolorosa experiencia de perder a un ser querido, en este caso a su abuela. "Esta semana fue bastante difícil porque perdí a mi abuela. Es de esperar que la enorgulleciera, espero haber hecho sentir orgullosa a toda la comunidad", declaraba ante el medio TMZ después del victorioso encuentro.

Asimismo, Tahuriorangi, tras el partido también concedió algunas palabras a los periodistas allí presentes. "El debut fue muy especial. Fue una sensación increíble", afirmaba acerca de su estreno con los All Blacks. "Obtener ese tipo de haka simplemente personifica de dónde vengo, de una pequeña área de donde no mucha gente logra salir", garantizaba emocionado.