Lo mismo sube el Everest sin oxígeno en 17 horas que gana una carrera con el hombro dislocado y un brazo inutilizado. Mes y medio después de llegar al gran público por su hazaña en la cordillera del Himalaya (dos ascensiones rápidas en seis días), el atleta nacido en Sabadell ha ganado este sábado una de las competiciones más duras del 'trailrunning', la HardRock 100 Miles. Lo había conseguido tres veces ya, pero esta vez ha debido completar más de la mitad del recorrido con un brazo en cabestrillo por la dislocación de un hombro.

Noticias relacionadas

Jornet completó la prueba de 160 kilómetros (disputada en la cordillera de San Juan, en el sur de Colorado, Estados Unidos) en 24 horas, 32 minutos y 22 segundos. Lideró la carrera desde el comienzo, en compañía de otro ultramaratonista español, Iker Carrera. Fue en el descenso de la cima de Handies Peak cuando Jornet se cayó y dislocó el hombro izquierdo. Recorrió los siguientes kilómetros con un bastón, hasta un puesto médico donde le pegaron el hombro al pecho para poder continuar en carrera.

El súper atleta español recobró la primera posición en la subida de Bear Creek, a partir de la cual logró sacar distancia a su perseguidor, el norteamericano Mike Foote, y terminó cruzando la línea de meta en primera posición, por cuarto año consecutivo, con un brazo inutilizado. Una supremacía escandalosa de un deportista joven pero con vitola de legendario.

"Evidentemente el hecho de descolocarme el hombro me ha afectado en el rendimiento durante la carrera, ya que a partir de ese momento he tenido que ser más conservador", comentó Jornet en meta: "En las bajadas no podía arriesgar demasiado por no volver a caerme y en las subidas tampoco podía usar eficientemente los palos. A pesar de todo, me lo he tomado con calma y he podido ir avanzando".

"Estoy muy contento con la victoria, la verdad no pensaba que pudiera terminar hoy porque el hombro me dolía bastante, pero finalmente he ido avanzando y he podido llegar a meta. A parte de eso las sensaciones han sido muy buenas durante el recorrido aunque ha sido sin duda una prueba muy dura. La batalla con Mike y Joe ha sido muy intensa y eso es siempre lo que me gusta de estas carreras", concluyó el atleta.