Por segunda vez en la misma semana, el deportista español Kilian Jornet alcanzó la cima del Everest sin oxígeno artificial ni cuerdas fijas con un tiempo récord de 17 horas, según informó su equipo en las redes sociales.

Noticias relacionadas

El ascenso se produjo desde el campo base avanzado (6.500 metros) y en un día con mucho viento. Para ello invirtió 17 horas, un tiempo que seis días atrás fue de 26 horas contabilizado desde el monasterio de Rongbuk, a 5.100 metros.

Jornet afirma que "hacer dos veces cumbre en el Everest en una semana y sin oxígeno establece una nueva línea de posibilidades en alpinismo".

Mucho viento en la segunda ascensión

"Estoy muy emocionado de haber podido hacer cumbre otra vez. Hoy me he encontrado bien aunque hacía mucho viento y me ha costado bastante avanzar", dijo en declaraciones difundidas por su equipo.

"A partir de 7.500 metros no me encontraba muy bien y avanzaba muy lentamente. Cada pocos metros tenía que detenerme ya fuera con vómitos o con rampas. A pesar de todo, me encontraba bien en altura y decidí continuar. De vuelta, sin embargo, pensé que me gustaría volver a intentarlo encontrándome en buenas condiciones", comentó.

Con el Everest, Kilian Jornet culmina su proyecto personal Summits of My Life (Cimas de mi vida) que le ha permitido viajar por todo el mundo intentando establecer récords de ascenso en algunas de las montañas más icónicas del planeta.

Empezó en la cordillera del Mont Blanc en 2012 y desde entonces ha escalado montañas en Europa (Mont Blanc y Cervino), en América del Norte (Denali) y en América del Sur (Aconcagua).