Carolina Marín está a un solo paso de volver a coronarse como la reina europea del bádminton por tercera vez. Es sábado, ante la danesa Mette Poulsen volvió a salir a relucir su mejor juego y se deshizo de su rival en las semifinales del Campeonato de Europa en dos sets (21-17 y 21-12) en poco más de 40 minutos.

Noticias relacionadas

Marín arrancó el partido con un parcial de 6-2 que le permitió distanciarse de su rival. Sin embargo, el calor de la afición danesa con su ídolo local permitió que Poulsen le diese la vuelta al marcador y llegase al intervalo con un 10-11 a favor. Incluso llegó a ver un empate a 17 en el marcador. Pero no fue suficiente. Carolina se impuso en los cuatro últimos puntos del set y dejó sin opciones a la danesa, que se desinfló en la segunda manga.

Su rival en la final del domingo será la escocesa Kirsty Gilmour, con quien reeditará en Kolding (Dinamarca) la final del año pasado en Francia. Gilmour se deshizo en la otra semifinal de la suiza Jacquet en dos sets (22-20 y 21-10). Carolina Marín llega a la final con un balance favorable de 5 victorias y una derrota respecto a su rival.