A sus 52 años, Mark William Calaway, más conocido por su papel de 'El Enterrador' en la WWE, cayó derrotado este fin de semana ante Roman Reigns en el que fue su último combate como profesional. Tras 27 años en el Pressing Catch, el sepultador dejó su característico sombrero y su gabardina en el centro del ring a modo de despedida.

Noticias relacionadas

'El Enterrador', que comenzó su carrera en WrestleMania en 1991, se mantuvo invicto hasta 2014, cuando perdió su primer combate en la élite ante Brock Lesnar tras 21 victorias consecutivas. Ocurrió en el WrestleMania XXX y, desde entonces, los rumores sobre su retirada han ido creciendo en estos tres años.

En 2015 se impuso a Bray Wyatt y, un año más tarde, hizo lo propio ante Shane McMahon. Sin embargo, este año no ha podido prolongar la buena racha y terminó besando la lona ante Roman Reigns en el Citrus Bowl de Orlando, en EEUU.

A pesar de su evidente fatiga, 'El Enterrador' cautivó una noche más al público que se congregó en el estadio e incluso logró ponerlo en pie cuando realizaba algunas llaves marca de la casa o rompía la mesa de los comentaristas con el cuerpo de su rival.

Un final digno de una auténtica leyenda del Wrestling, que ha ganado cuatro veces la WWE y en otras seis se ha llevado el campeonato por parejas. Un historial intachable que comenzó con aquella mítica pelea contra el inolvidable Hulk Hogan, al que sepultó en 1991, cuando logró su primer campeonato.