No es fácil regresar a la competición tras nueve meses en el dique seco y tres operaciones en el húmero del brazo derecho. Marc Márquez se enfrenta a un reto mayúsculo en 2021: volver a ser el mismo. Su regreso entre lágrimas en Portimao, donde finalizó séptimo, dio motivos para la esperanza. Le siguió una novena posición en Jerez, donde el día previo tuvo que ser trasladado al hospital tras una tremenda caída que se saldó sin consecuencias físicas, y una caída en Le Mans cuando lideraba la carrera bajo la lluvia.

Noticias relacionadas

Comienzan a verse brotes verdes, aunque el piloto español ha confesado este jueves que se planteó parar de competir tras la cita en el circuito jerezano debido a la falta de fuerza y el dolor que arrastra. El problema no reside en el húmero ya consolidado, sino en el hombro derecho que fue operado a finales de noviembre de 2019 debido a los problemas recurrentes de subluxación que arrastraba.

“No creo que haya vuelto pronto. De hecho, tras Jerez pensé en parar de nuevo y lo hablé con los doctores. Ellos me dijeron que es bueno reintroducir en mi vida el modo pilotar motos de carreras”, ha explicado, para pasar a narrar el motivo de su dolencia.

“El húmero está conectado con el hombro, donde tuve una cirugía en el pasado y no estaba al 100%. El humero ya está listo para poder empujar, pero cuando haces otro paso más aparecen pequeñas cosas. Incluso tengo dolores estando en casa, pero es normal que con un húmero roto el hombro o el codo queden afectados. Ahora el hombro me está molestando más de lo esperado y sufro dolor e inflamación que me impiden hacer la fuerza que deberías hacer. Este año servirá para entender mi físico. Cuando estresas, aparecen nuevas cosas que hay que entender para solucionar para el futuro”, ha narrado, consciente de que en Mugello, dadas las características del circuito, le tocará sufrir.

Marc Márquez pilota su Honda RC213V bajo la lluvia, durante la carrera del Gran Premio de Francia. Repsol

“Soy muy realista con mi situación. Sé de dónde vengo, dónde estoy y dónde pretendo llegar; la confianza en mí mismo no la he perdido. Tengo un objetivo y estoy trabajando en ello, pero no estoy para ir rápido. Tengo unas limitaciones que van mejorando, pero después de una lesión de nueve meses necesitas un tiempo para que tu cuerpo esté bien. Cuando lo esté, espero ser el de antes”, ha concluido, a la espera de ir evolucionando y solucionando sus limitaciones.

[Más información: Marc Márquez: "Sé cuáles son mis limitaciones y que no será fácil estar cerca de las posiciones delanteras"]