Marc Márquez centra la atención en MotoGP. Si bien el ocho veces campeón del mundo no ha formado parte de los test de pretemporada, su recuperación avanza por buen camino y cada vez ve más cerca la posibilidad de correr en Catar. Tanto que se habla que pondrá rumbo a Doha con un propósito: sumarse a la campaña de vacunación de la parrilla.

Noticias relacionadas

Esta semana se anunciaba que Dorna y el estado de Catar habían llegado a un acuerdo para suministrar la vacuna de Pzifer a todo el paddock. Los pilotos y los equipos pasarán quince días en la capital catarí y se ha aprovechado para inmunizarlos a todos. La idea es que Marc viaje, se vacune y vuelva para España donde acometerá la recta final de su plan de recuperación.

La hoja de ruta está trazada desde que en el último chequeo médico recibiera el OK para poder subirse a una moto de nuevo. El objetivo no es otro que estar en Catar en el arranque del Mundial, aunque es pronto para aventurar si podrá estar disponible para la primera o la segunda carrera, ambas a celebrar en el circuito de Losail. Hace pocas semanas parecía casi una utopía, pero las opciones ya son reales.

Marc no ha perdido el tiempo y este viernes, tras recibir las buenas noticias de los médicos, se volvió a subir en una moto. Eso sí, corrió con una mini moto que es para lo que está apto por el momento. El plan es que vaya aumentando de cilindrada progresivamente hasta llegar a subirse a una moto de calle de 1.000cc, lo más parecido que hay a las de competición.

Vacuna y a seguir recuperándose. Marc no tendrá que hacer cuarentena en Catar, ya que los pilotos de MotoGP poseen una carta de exención. Lo único con lo que deberá contar es con una PCR negativa de máximo 72 horas previas, pasar otra prueba al llegar al país de Oriente Medio y confinarse en el hotel hasta obtener el resultado. Luego se vacunará y volverá a casa.

Serán dos semanas clave, pero la intención de Márquez de vacunarse no hace más que confirmar que quiere estar en la primera o, a más tardar, en la segunda carrera de la temporada. En Repsol Honda le apoyan y creen en las posibilidades del piloto catalán, tanto que fue inscrito en la primera prueba del Mundial. La carrera se celebrará el próximo 28 de marzo y tendrá hasta el día anterior, 27, para confirmar su presencia.

El plan de Márquez

Márquez deberá ir probándose en las distintas motos, incluso hará algo de motocross y dirt track, y según sus sensaciones se tomará la decisión final. Lo lógico es que viaje a Doha, sin importar si correrá o no. Allí recibirá la segunda dosis de la vacuna de Pzifer tras la celebración de la primera carrera de Catar. La segunda prueba se disputa el 4 de abril.

La maquinaria para el regreso de Márquez se ha activado. El calvario se acerca a su final. Un calvario que le hizo pasarse toda la temporada pasada inactivo por la fractura de húmero que sufrió a causa de una caída en la primera carrera del año en Jerez. Luego llegaron las recaídas y las operaciones, hasta tres en total, siendo llevada a cabo la última de ellas el pasado mes de diciembre en Madrid.

Márquez ya ha empezado a introducir fuerza en sus ejercicios, los cuales compaginará con sus 'test' sobre las distintas motos. En el paddock ya asoma la sombra del piloto de Cervera y la incógnita está ahora en saber a qué nivel podrá volver después de una inactividad tan larga y sin pasar por los test oficiales de pretemporada.

[Más información - Valentino Rossi, un novato de 42 años: 'Il Dottore' busca nuevos retos]