El Gran Premio de Jerez de Moto2 no pudo tener un inicio más accidentado. Nada más comenzar la carrera, varios pilotos acabaron por los suelos, víctimas de un espectacular accidente. La bandera roja se mostró en la pista y la carrera tuvo que detenerse durante varios minutos al haber pilotos heridos.

Noticias relacionadas

El susto era palpable en todo el circuito después de que en la primera curva del trazado de Jerez se produjese una volada de Remy Gardner. Este acabó en el asfalto y su moto creó un particular efecto dominó tirando por los suelos a algunos pilotos más. Entre ellos un Álex Márquez que fue después como pudo hasta boxes para poner a punto su moto.

Por el lado del pequeño de los Márquez pasaron varios pilotos, pero no hubo que lamentar ningún atropello. La mejor noticia es que Remy Gardner, después de tener que ser asistido por los servicios médicos, se encuentra en perfectas condiciones.

[Más información: Jerez vislumbra el resurgir de Lorenzo tras un arranque desafortunado]