Tremendo final de carrera en Azerbaiyán. El circuito de Bakú prometía emoción si los pilotos cometían errores, pero estos vinieron por las ruedas. Todos los coches confiaban en que podrían llevar los neumáticos duros hasta el final de la carrera, pero no todos aguantaron. Primero reventó una rueda de Lance Stroll y después lo hizo la de Max Verstappen cuando lideraba. El neerlandés provocó una bandera roja que marcó las tres últimas vueltas. En la relanzada, Sergio Pérez, que pasó a ser el líder, se llevó el triunfo y Lewis Hamilton tras cometer un error, fue último y no aprovecha el abandono del Red Bull.

Noticias relacionadas

Un espectacular Sebastian Vettel consiguió su primer podio con Aston Martin y se subió al segundo cajón después de una gran carrera. Charles Leclerc perdió la tercera posición en favor de Pierre Gasly en esas dos vueltas de relanzada. Fernando Alonso hizo una gran resalida y fue sexto después de adelantar a Tsunoda y Ricciardo. Carlos Sainz, que cometió un error durante la carrera, pudo compensarlo y acabó en octava posición.

El Gran Premio de Azerbaiyán el circuito de Bakú ha tenido absolutamente de todo. Mucha emoción, dos abandonos claves y los dos líderes del mundial fuera de los puntos con un podio inimaginable. El héroe del día, 'Checo' Pérez, ya comenzó de forma brillante con una gran salida en la que adelantó a Carlos Sainz y a Pierre Gasly para situarse cerca de los puestos de cabeza. Comenzaba su carrera hacia el éxito. Fernando Alonso también hizo lo propio sobrepasando a Tsunoda en los primeros compases del Gran Premio y se ponía séptimo. 

Fernando Alonso en el Gran Premio de Azerbaiyán de Fórmula 1 Reuters

No parecía un buen día para los Alpine ya que Ocon, tras una intensa batalla con los dos McLaren, tuvo que abandonar en la cuarta vuelta con problemas en su unidad de potencia. Antes había habido cambio incluso de líder, ya que Leclerc cedió la posición con Hamilton que se aprovechó de su rebufo. El de Ferrari pasó muchos apuros con los más fuertes de la carrera y una vuelta más tarde cedía también la segunda posición con Verstappen. Tsunoda hacía lo propio también le recuperaba la posición a Fernando. 

En la vuelta 8 comenzó el baile de paradas con Alonso y Norris tomando la responsabilidad en la zona media y se desató la locura. El otro español, Carlos Sainz, después de realizar también su parada tuvo un error al irse largo en la escapatoria del castillo y perdió muchas posiciones lo que terminó condenando su carrera y sus opciones de podio. 

Las paradas en boxes provocaron también cambios en la cabeza, ya que Hamilton tuvo un paso por el pit-lane pésimo y Verstappen lo aprovechó para ganarle la posición con un undercut de libro. Tal fue el desastre del británico que hasta 'Checo' Pérez, que rodaba tercero, le pasaba en su retorno a pista. 

Avanzó la carrera y se multiplicaron los problemas para Alpine. El coche de Fernando Alonso perdía ritmo a pasos agigantados y el asturiano fue perdiendo posiciones hasta quedarse fuera del Top10 con claridad. Tocaba remar contra todo. Consumida más de la mitad de carrera, Carlos Sainz le sobrepasaba con facilidad en la lucha por el puesto número 12. 

Empiezan los cambios

Sin embargo, todo volvería a cambiar de golpe en la vuelta 30 debido al fuerte accidente de Stroll por el reventón de un neumático que puso sobre aviso a todos. Safety car en pista y muchos pilotos aprovecharon para pasar por boxes y poner los neumáticos blandos para las últimas vueltas. Una vez relanzada la carrera, con Alonso 11º y Carlos dentro de los puntos, la gran remontada la protagonizó Sebastian Vettel que se colocó en cuarta posición en plena escalada. 

Sebastian Vettel en el Gran Premio de Azerbaiyán de Fórmula 1 Reuters

Y cuando todo parecía ya resuelto con victoria de Verstappen por delante de Pérez, llegó el brutal accidente de Verstappen que lo cambió todo. Primero safety car en pista, después bandera roja y carrera parada. Más de 20 minutos tardaron los monoplazas en volver a la pista para realizar una nueva salida desde parado con dos vueltas por disputarse.

Aunque todo parecía ya vivido, siguieron pasando cosas. Mala salida de Pérez que veía como Hamilton le superaba en la recta, pero el británico se iba largo en la primera curva y terminaba cediendo, no solo la victoria, sino que pasaba a ser último. Por detrás, Alonso revivía los tiempos en los que hacía magia en pista para ir adelantando un piloto tras otro hasta situarse sexto. Espectacular carrera sin cambios entre los dos pilotos líderes del campeonato y con el primer cero de Mercedes desde 2018. 

[Más información: Ferrari rebaja las expectativas para Bakú: "Mónaco fue una excepción de rendimiento"]