Jorge Lorenzo analiza el Gran Premio de España de MotoGP en su canal de YouTube '99 Seconds'. El que fuera campeón del mundo habla sobre Valentino Rossi, los hermanos Marc Márquez, así como de Pedro Acosta, a quien ensalza al asegurar que lo que hace en Moto3 es muy complicado.

Noticias relacionadas

"Técnicamente hay una cosa que me llama mucho la atención y es su manera de entrar en las curvas, deslizando la rueda trasera de una forma súper natural. Lo hace parecer fácil, pero es muy complicado. Ya es complicado con una MotoGP, imaginaos con una Moto3, que es mucho más pequeña y corta, por lo tanto, mucho más inestable y nerviosa en las frenadas", comienza Lorenzo.

"Él lo hace de una forma mágica. Pero más que eso, me tiene aturdido su serenidad, tranquilidad y normalidad con la que hace las cosas. Y fuera de la pista igual. Cuando le presentaron a Márquez, lo más normal es ponerte súper nervioso, no saber qué decir y hasta parecer tonto, pues Pedro estaba la mar de tranquilo, espontáneo, simpático y no se pensaba mucho al responder a Marc. Hacía parecer a Marc como si Marc fuese el novato, el que estaba tenso de la situación. Ese detalle me impresionó mucho", añade sobre Pedro Acosta.

Pedro Acosta celebra su victoria en el GP de Jerez en Moto3 Reuters

De Marc Márquez también habla y señala que "perdió confianza con su caída el sábado". "Es lo que pasa con el tren delantero de Honda desde hace mucho tiempo. No es lo mismo tener sustos delante, los de detrás, con el gas más o menos los puedes controlar. Eso, unido a los problemas físicos que todavía está sufriendo, le hizo complicado tener un buen papel en la carrera", afirma.

De Quartararo a Rossi

También analiza la figura de Quartararo: "Es incómodo, te hace complicado hasta agarrarte a la moto. Tienes que soltar el puño del gas para relajar ese músculo para resistir y acabar. Una gran pena". Al que pone buena nota es a Miller: "Realizó una carrera buena, pero no para tirar cohetes. Si te ponen en bandeja esa victoria, hay que aprovecharla y Miller la aprovechó. Para mí, le sigue faltando un poco de precisión. Le falta un poco de solidez para hacer la pole y ganar de forma holgada".

A Bagna y Morbille también les da un notable en el GP de España. "Se ha puesto la capa de protagonista. Se ha convertido en el líder de Ducati y del campeonato. Tiene ante sí una oportunidad muy buena porque quizá esté pilotando la mejor Ducati de siempre", dice del primero.

"Ha demostrado una fortaleza mental muy importante. Siempre es difícil empezar mal un Mundial y volver con motivación. Y él lo ha hecho. Y, aún siendo consciente de que tienes una máquina inferior, que eso no te importe y seguir empujando. Está siendo claramente más rápido que Maverick y Valentino", apunta sobre Morbidelli.

Mientras que de Valentino Rossi afirma que se esperaba "mucho más de él en Jerez, o, al menos, una mejora en sus resultados". "De las pocas veces que se le vio fue saliéndose de pista, impreciso. Normalmente, es uno de los más precisos. No solo vale lento, está lento en movimientos, sino que también a veces es impreciso en sus trazadas. A ver con qué nos sorprende", agrega.

Los Márquez

También se acuerda de Marc Márquez, de quien dice, como con 'Il Dottore', que "esperaba muchísimo de él". "El resultado de Portimao le hizo sentirse, en cierta forma un héroe. A veces, cuando te sientes un héroe en MotoGP, te ves posicionado a hacer más de lo que debes hacer. Me sucedió a mí después de la caída de China", señala.

Marc Márquez en el Gran Premio de Jerez Reuters

"Eso unido a una Honda siempre crítica en el tren delantero, un neumático duro y unas condiciones de pista fría y una curva delicada hizo que perdiese la rueda delantera y cogiese un poco de miedo. En el 'warm up' tuvo muchos sustos, con 'chattering' (rebote de las ruedas). Marc entró en modo de supervivencia, hizo una pequeña remontada, sin esa caída podía haber aspirado a algo mucho mejor", sigue.

Por último, a Álex Márquez le pone la nota "más baja": "No ha conseguido ir rápido en ningún circuito. Este año se le ve más lento, más apagado, no tiene la misma confianza y, casi siempre, está por detrás de sus compañeros. Es momento de hacer balance, intentar acabar la carrera y mejorar esa velocidad".

[Más información - Jorge Lorenzo no se muerde la lengua: "Rossi me decepcionó..."]