Imola está suponiendo un vuelco a lo visto hasta ahora en el Mundial de Fórmula 1. Todo lo vivido en Bahrein durante las jornadas de test oficiales y durante la primera carrera casi no vale para nada. Las condiciones de tiempo y las dificultades que impone el trazado italiano han dado la vuelta a la parrilla como un calcetín. 

Noticias relacionadas

Si las dos primeras sesiones de entrenamientos libres han tenido un nombre destacado y un protagonismo principal ha sido el de Carlos Sainz. Incluso por encima de Bottas, líder en ambas jornadas por delante de Hamilton, la figura del piloto español de Ferrari ha brillado por encima de la de todos. 

El equipo italiano le está sacando mucho partido a las pequeñas mejoras introducidas para el Gran Premio Made in Italy de la Emilia Romaña y están siendo la gran sorpresa. Al igual que en Sakhir lo fue McLaren, en Italia, los locales están siendo los jefes de esa clase media. Y especialmente un Carlos que cada minuto que pasa esta más y más adaptado al SF21 que es casi ya una prolongación de su cuerpo. El trabajo del madrileño es verdaderamente emocionante. Solo él y todos los que le han visto trabajar estos días en Maranello saben lo difícil que es lo que está consiguiendo y lo importantes que son estas buenas sensaciones. 

Carlos Sainz seguido de un Alpha Tauri en Imola Reuters

En la primera sesión de libres concluyó en sexta posición a solo tres décimas de la cabeza y en esta segunda ha subido hasta la cuarta plaza. Se ha quedado a solo dos décimas de Valtteri Bottas y ha conseguido superar a su compañero Leclerc. Además, ha sido junto a Gasly el piloto que más vueltas ha dado en la segunda jornada con 30. Sainz además ha mostrado un ritmo altísimo en tandas largas y simulación de carrera tal y como han transmitido desde Maranello, por lo que el optimismo con un resultado muy positivo se desborda. No descartan poder salir mañana desde la segunda línea. 

El rendimiento de Charles también ha sido muy bueno, aunque ha quedado empañado por una salida de pista en la recta final de los segundos libres. El monegasco perdía el control del SF21 por un sobrevirage a la entrada de una curva y se iba contra el muro, pero sin consecuencias para el piloto. Ese accidente, bandera roja mediante, puso fin a la sesión. Quinto mejor tiempo y 28 vueltas completadas. 

Pelea por el Top10

Junto a los Ferrari, la gran sorpresa del día fue el gran rendimiento de Gasly que concluyó tercero. El motor Honda y los componentes Red Bull siguen funcionando, aunque solo el francés fue capaz de demostrarlo. Pérez fue sexto y Verstappen el gran derrotado del día. Una salvaje excursión por encima de los pianos provocó daños en su RB16B al principio de la jornada y ya no pudo regresar a la pista. Solo dio 5 vueltas. Un gran lastre porque perdió casi 45 minutos de datos para su coche y ahora solo tendrá una sesión para ir al máximo antes de pelear la pole contra los Mercedes.

Verstappen y Hamilton pelean por la posición en Imola Reuters

El grupo de cabeza lo cerró el otro Alpha Tauri con Tsunoda y un tiempo casi calcado al de 'Checo'. Mientras tanto, el Top10 lo completaron Norris, Giovinazzi y Stroll. El de McLaren mejoró sus prestaciones tras lo visto esta mañana, pero las sensaciones no son ni mucho menos las de Bahrein. 

Por su parte, en Alpine siguen probando nuevas configuraciones para el coche y se espera que no sea hasta la tercera sesión de libres cuando intenten probarse de cara a la clasificación. Tantas largas para ambos pilotos con 27 vueltas para Ocon y Fernando Alonso, que no buscaron grandes resultados a una vuelta.

Aún así, el galo superó al asturiano que también tuvo un pequeño susto con los pianos. En líneas generales, las salidas de pista han marcado toda la mañana y seguramente lo vayan a hacer con la carrera, ya que Imola es un circuito donde se necesita ser extremadamente precioso y donde las salidas se pagarán muy caras. 

[Más información: Ferrari vuelve a casa: las claves del salto en Imola y la receta de Schumacher que ya sigue Carlos Sainz]