El regreso de Marc Márquez a las pistas está en el aire. Repsol Honda no quiere fijar ninguna fecha y así evitar meter presión al piloto. Por el momento, lo único claro es que tendrá que tomarse unos días de descanso y huir de cualquier movimiento brusco que pueda generarle una nueva lesión.

Noticias relacionadas

El piloto español pasó por quirófano tras su caída en Jerez. Le tuvieron que intervenir del húmero y que colocaron una placa con doce clavos, que el mismo compartió, para intentar que regresara lo antes posible. Márquez se sentía cómodo y optó por probar en los entrenamientos. Era algo heroico, volviendo a competir pocos días después de haberse operado.

Finalmente optó por no correr y, al poco tiempo, tuvo que volver a ser operado. Uno de los hombres fuertes de Repsol, el team manager Alberto Puig, ha explicado en DAZN cómo se encuentra Márquez y a qué se debe esa segunda intervención médica a la que se ha visto abocado.

A principios de semana, concretamente el lunes, le operaron "en el húmero derecho" después de realizar "un mal gesto doméstico en casa". Abrir un ventanal "muy grande" hizo que, de forma inconsciente, rompiera la placa que le habían colocado. "En ese momento notó un dolor agudo, posteriormente se verificó que la placa se había roto". Una de claves que se barajan es que "el estrés de todos los días previos" provocó ese percance.

Marc Márquez y Stefan Bradl toman una curva Instagram (stefanbradl6)

El de Cervera se encuentra "mal" en el aspecto mental. "Está con frustración como estaría cualquier persona", indican desde el equipo, aunque defendiendo que no es "pesimista" dado su carácter de "luchador total" que se "recuperará y saldrá más fuerte" de la lesión.

El viaje a Jerez y regreso

Puig ha aprovechado los micrófonos de la plataforma para subrayar que Márquez viajó a Jerez con la intención de competir después de recibir el visto bueno de los médicos, sin ninguna presión para que lo hiciera. Repsol deja claro que "pasó todas las pruebas médicas" y que en ningún momento se contó con que la placa pudiera romperse.

"Marc no hubiera viajado a Jerez", recalca Puig en caso de haber detectado ese problema con la placa, que defiende que "es fácil hablar a toro pasado". "Es de perdedor", espeta el team manager, haciendo hincapié en que "se hizo lo que se tenía que hacer" y luego pasó "lo que tenía que pasar".

Ahora, Repsol Honda deja en el aire su fecha de regreso y evita marcar cualquier calendario de recuperación. No quieren meter más presión y destacan que así se pondrá más interesante el Mundial. "No estamos dando ningún plazo ni queremos hablar de esto porque lo importante es que entre en este periodo de recuperación y sólo el tiempo dirá cuándo puede volver", ha explicado Puig en DAZN.

Respecto al Mundial, no hay gran preocupación aunque "desde el punto de vista matemático" el campeonato esté "mucho más difícil". De esta manera, defienden en el equipo Repsol Honda que el Mundial "se pone más interesante" y da opciones a "gente que no las tenía".

[Más información - Stefan Bradl sustituirá a Marc Márquez en el Gran Premio de Brno]