Los Mercedes AMG F1 ya no serán más 'las flechas plateadas'. La escudería de Fórmula 1 ha hecho oficial un cambio de color en apoyo a la lucha contra el racismo en el mundo. Los monoplazas del equipo más laureado en la última década se tiñen de negro para reivindicar la justicia social, un movimiento que ha visto cómo incrementaba su influencia a raíz del asesinato de George Floyd.

Noticias relacionadas

Todo esto llega después de que Lewis Hamilton se haya convertido en una de las principales voces en todo el mundo contra el racismo. Después de hacer que la organización de la F1 se mojara en esta lucha social y provocar que muchos de los pilotos se unieran a las protestas, ahora consigue que su escudería cambie de colores para dar un paso más en la visibilidad de los derechos de la población negra. El coche solo mantendrá el verde por uno de sus principales patrocinadores: Petronas.

Dentro de la decoración se incluye el mensaje "End racism" y el arcoiris con el lema que ha unido a toda la parrilla en los retrovisores del coche: "We race as one". Todo ha sido producto de unas declaraciones de Lewis Hamilton donde decía que se sentía solo en la Fórmula 1 dentro del movimiento 'I can't breathe'. La protesta del piloto británico derivó en una ola de solidaridad contra el racismo en el mundo del automovilismo.

"Presentamos nuestra nueva imagen para 2020. Una promesa para mejorar la diversidad de nuestro equipo y nuestro deporte, y una señal del compromiso del equipo en la lucha contra el racismo y la discriminación en todas sus formas", describía en el post en el que anunció este cambio de imagen para demostrar a su piloto que no está solo en esta lucha.

La 'comisión Hamilton'

El piloto de Fórmula 1 se ha expresado en multitud de ocasiones en la últimas semanas en favor de aquellas persona que sufren algún tipo de discriminación por su color de piel o por su raza y, por ello, creó la 'Comisión Hamilton'. "Me he acostumbrado a ser una de las pocas personas de color en mis equipos, y más aún, a la idea de que nadie elevará la voz cuando yo me enfrente al racismo, porque nadie siente o entiende personalmente mi experiencia", explicaba el piloto cuando anunció la creación de este nuevo ente.

Hamilton se unió a la Real Academia de Ingeniería británica "para explorar cómo el automovilismo puede ser usado como un vehículo para que más jóvenes negros se involucren en asuntos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas y, en última instancia, emplearles en los equipos o en otros sectores".

"Espero que la Comisión Hamilton permita un cambio real, tangible y medible. Cuando mire hacia atrás dentro de 20 años, quiero ver que el deporte que le dio tantas oportunidades a un niño negro tímido y de clase trabajadora de Stevenage, se volvió tan diverso como el complejo y multicultural mundo en el que vivimos", destacó el de Mercedes.

[Más información: Noemi de Miguel: "Fernando Alonso tiene en su mano fichar por Renault y volver a la F1"]