Este viernes se ha celebrado la cuarta jornada de entrenamientos libres de las 500 Millas de Indianápolis. Todo sucedía con total normalidad hasta que se ha producido un tremendo accidente con Kyle Kaiser como protagonista. El campeón de las Indy Lights de 2017 sufre un fuerte golpe contra el muro aunque, por suerte, pudo salir por su propio pie.

Noticias relacionadas

El incidente no ha ido a mayores pero podría tener graves consecuencias. Los problemas logísticos podría privarle de competir en la carrera por segundo año consecutivo. El accidente pone en peligro su participación en la clasificación del próximo sábado 18 de mayo. 

Por fortuna, no dio ninguna vuelta de campana, a pesar de que estuvo a punto y las consecuencias hubieran sido peores. No obstante, los agujeros del fondo plano que ha realizado Dallara en el chasis de la Indy lo impidió.

[Más información en: El escalofriante accidente de Patricio O'Ward en las 500 millas de Indianápolis]