Nadie puede asegurar que los Juegos Olímpicos de Tokio se vayan a poder celebrar. La decisión de aplazarlos a 2021 dio margen de maniobra, pero los pronósticos de la evolución del coronavirus y la llegada de la cura o la vacuna dejan todo en el aire. Y es los Juegos son los más amenazados por la pandemia que lo ha paralizado todo y de la que se saldrá muy lentamente.

Noticias relacionadas

Un epidemiólogo japonés, Kentaro Iwata, dio voz días atrás al temor que sobrevuela la celebración de los Juegos Olímpicos, cuyo aplazamiento ya fue una decisión muy dura de tomar por las consecuencias económicas y el gran esfuerzo que suponía mover todo lo que engloba a su alrededor a un año más tarde. Iwata cree que los Juegos no se podrán celebrar tampoco en 2021. 

"Hay dos factores necesarios para que se celebren los Juegos: que Japón tenga bajo control el Covid-19 y que el resto del mundo la tenga bajo control. Japón podría controlar la enfermedad, pero no creo que eso vaya a pasar en todos los países de la Tierra", señaló Iwata. Más de 150 delegaciones (países) que se reparte por todo el mundo participarán en la cita olímpica.

Si bien Japón, la organizadora, parece tener más controlado el virus, hay zonas como África y Sudamérica sobre la que hay una gran alerta por sus infraestructuras médicas. "Tienes que invitar a muchos atletas de muchos países, lo que no es muy compatible con esta Covid-19, que es una pandemia", apuntó Iwata sobre esta situación. Como los Juegos, la Eurocopa es la otra cita que se puede ver puesta en peligro por la cantidad de gente que mueve a su alrededor proveniente de todo el mundo.

Tokio 2020 EFE

Toshiro Muto, director ejecutivo de Tokio 2020, admitió que siguen estando en riesgo los Juegos pese a su aplazamiento: "No creo que nadie pueda decir si será posible controlar la pandemia para el mes de julio o no. No estamos en disposición de responder claramente a esa pregunta", señalaba también recientemente.

Tokio no moverá los Juegos a 2022

"Tomamos la decisión de posponer los Juegos por un año, así que todo lo que podemos hacer es trabajar duro para prepararnos. Esperamos, sinceramente, que para el próximo año la humanidad haya podido superar la crisis", añadió. Y, ¿qué hacer si los Juegos no están preparados para llevarse a cabo con normalidad en verano de 2021? Otro aplazamiento para 2022 está totalmente descartado.

El Comité Olímpico Internacional (COI) expuso ya la negativa de Tokio a mover la fecha otra vez por lo que esto conllevaría: "Nuestros socios japoneses y el Primer Ministro dejaron muy claro que Japón no podría gestionar un aplazamiento más allá del próximo verano, porque en primer lugar se debe garantizar la Villa Olímpica y los escenarios donde se van a desarrollar las competencias", explicó.

¿Y si se cambia el formato?

Descartado la opción de 2022 y volviendo a las palabras de Iwata, el epidemiólogo pudo dar la clave para salvar los Juegos, que podrían tener que adaptarse a una situación excepcional. "A no ser que organicen los Juegos con un formato muy distinto, sin público o con una participación muy limitada, no creo que vayan a celebrarse", dijo. En ese caso habría que analizar el gasto que debería asumir la organización, que vería reducido al mínimo los ingresos que aporta un evento tan especial.

Un ciudadano japonés camina por Tokio. Reuters

Tokio 2020 se asoma al desastre si el coronavirus sigue apretando. Además, la confianza en torno a Japón y su forma de manejar la crisis tampoco es total: "El Gobierno nunca ha tratado de contar todos los casos, desde el principio. No hay que considerar el número oficial como un número preciso, si no como un indicador de la tendencia", advirtió ya Iwata.

"Japón, históricamente hablando, no es muy rápido cambiando de estrategia. Le lleva mucho tiempo cambiar a un plan B, porque hacerlo es admitir que el primero falló. El aumento de tests, las habitaciones de hotel para pacientes asintomáticos y leves son el tipo de medidas que necesitábamos desde febrero", añadió.

Reinventarse (asumiendo las consecuencias) o morir. Es lo que le queda a Tokio 2020 para poder celebrarse si no llega la vacuna. Esta está prevista para dentro de 18 meses, además de que algunos avisan de que al menos el 60% debería estar vacunado para poder asegurar que la pandemia está controlada. La sombra del Covid-19 sigue acechando a los Juegos.

[Más información: "Los Juegos Olímpicos de Tokio no podrán celebrarse en 2021"]