España ya está acostumbrada. Eso es así. Cada cierto tiempo, como si fuera una obligación –o un método contra la depresión–, innova con algún diseño rompedor. Lo hizo, por ejemplo, antes de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, con un uniforme de la marca rusa el Bosco –y cuya confección no dejó indiferente a nadie–, y volvió a arriesgar con la denominada camiseta ‘republicana’ de cara al Mundial de Rusia de este verano. Aquí, por tanto, lo de la polémica y la división de opiniones ya no sorprende a nadie. Pero en otros países no es así. De hecho, en Noruega, y hablando llanamente, se ha montado la monumental. ¿Por qué? Toca explicarlo…

Noticias relacionadas


El conflicto es mucho más complejo que cualquiera de los derivados de la historia de España. La marca que ha diseñado el modelo del equipo noruego para los Juegos Olímpicos de invierno ha cometido un pequeño desliz. En el jersey de punto de los deportistas aparece una runa asociada a los movimientos neonazis y a la Alemania de Hitler. Se trata de la runa Tyr vikinga, que aparece con su símbolo entre los tonos azulones de la prenda de los deportistas. Y, claro, esto no ha sentado bien a muchos noruegos. 


De primeras, nadie se dio cuenta. Al fin y al cabo, es sólo un símbolo. Y la marca, con toda su buena intención, quiso incluir ese símbolo –y otro más sin doble significado– para honrar la historia y las costumbres del país. De hecho, Noruega, de un tiempo a esta parte, y desde que se estrenara la serie Vikingos, trata cada vez más de promulgar su legado a través de este tipo de runas o escrituras antiguas. Hasta ahí, por tanto, todo normal, pero después vino el lío.


La runa Tyr fue utilizada en su momento por la Alemania de Hitler y es actualmente el símbolo del grupo neonazi noruego llamado ‘Movimiento de Resistencia Nórdico’. Tiene, por tanto, doble significado. Por un lado, se relaciona con lo ancestral y, en algunas culturas nórdicas, con el Dios de la Guerra; y por otra parte, con el nazismo. Casualidad o no, la marca no lo hizo con vistas a causar polémica, sino como muestra de empatía con la cultura del país.


Sea como fuere, eso ya no tiene solución. A pesar de que el jersey es difícil de encontrar: hay tiendas que no lo están vendiendo, el equipo olímpico noruego lo llevará en los Juegos de Invierno. De momento, ningún deportista se ha opuesto. Lo llevarán. Y luego cada uno que piense lo que quiera. Al fin y al cabo, lo suyo es el deporte; y en eso, Noruega es de las mejores. A lo largo de su historia ha ganado un total de 332 medallas en los Juegos de invierno.


Al final, será una anécdota previa antes de que comiencen los Juegos (del 9 de febrero al 25 de febrero). Cuando se dé el pistoletazo de salida el próximo viernes (12:00 horas, ceremonia de inauguración), sólo se hablará de deporte. Y en eso son los primeros. En cuanto al diseño… Bueno, será tan solo un desliz que quedará en el recuerdo.