Jon Rahm cumplió este martes 26 años y afronta su cuarta edición del Masters de Augusta, más conocido como The Masters. El golfista español, a pesar de la pandemia, ha sido el protagonista de la temporada, solo opacado por Dustin Johnson. Su victoria en el BMW Championship fue el paso que necesitaba para confirmarse. Pero antes de su quinto triunfo en el PGA Tour, la victoria en The Memorial le aupó al número 1 del mundo, el segundo español en conseguirlo después de Seve Ballesteros. Es el año del de Barrika.

Noticias relacionadas

A menos de 48 horas para que diera comienzo una de las citas más importantes de la temporada de golf y la que cierra el circuito americano, Rahm avisó a sus rivales con un golpe mágico que, además de hacerse viral, demuestra su fantástico momento de forma. Quedará para la galería, en una anécdota más de las muchas e importantes que está dejando este vasco. Es por lo que quiere confirmar esas buenas sensaciones con una chaqueta verde.

Sin lugar a dudas esta cita le coronaría ya entre los mejores, pero The Masters tiene un punto especial para todos los españoles. Así lo explicaba en la previa: "Cada año es el cumpleaños de Seve y Sergio García ganó en el que habría sido el 60 cumpleaños de Seve. Ojalá el hecho de que es mi cumpleaños está semana me dé algo de suerte. Espero darles una alegría esta semana". Ballesteros abrió la veda para los europeos siendo el primero en lucir esa prenda que esta semana todos los golfistas que están en el Estado de Georgia.

Su gran temporada, además de los éxitos en diferentes torneos, está marcada por ese ránking mundial. Rahm puede recuperar el número uno del mundo si queda entre los cinco primeros, aunque también dependerá de lo que haga Dustin Johnson, el que llega en la cima de la clasificación a Augusta. El vasco ha conseguido ganar doce torneos en el PGA Tour, y el mismo número en el European Tour, además de esa Órden del Mérito del European Tour que le condecora entre los más grandes a pesar de su juventud. The Masters sería su primer 'Major', que es lo que le queda por ganar.

Su estado físico

Una de las claves para poder alzarse con el título este fin de semana es la forma física en la que llega. Rahm cambió completamente su cuerpo durante el tiempo de confinamiento y eso se ha notado en su rendimiento. Mientras vivía la pandemia en su retiro de Arizona, Jon decidió hacer una dieta para perder hasta diez kilogramos. Más fino, ha dado más importancia a la técnica que a la fuerza de su golpeo.

'El León de Barrika', mote otorgado por su pasión acérrima por el Athletic Club de Bilbao que le viene de su abuelo Sabin Rahm, otrora delegado de los equipos de la cantera de Lezama, tiene una cabeza privilegiada. En las quinielas es el europeo más próximo a la victoria. Ese favoritismo viene por su temporada, por su calidad, pero también por los dos 'top10' que atesora en The Masters. Quiere ser el cuarto en la saga española que ha vestido la chaqueta verde. Pero, sobre todo, quiere iniciar el camino para superar los cinco 'Majors' de Seve. Este jueves empieza a golpear la bola en el que será su Augusta más especial.

[Más información: Jon Rahm hace magia con un hoyo en uno en Augusta... ¡atravesando el agua con tres botes!]