Es la noticia del día en Inglaterra casi por encima de la creación de la nueva Superliga Europea de fútbol. José Mourinho ha sido destituido como entrenador del Tottenham Hotspurs. Así se anunciaba en diferentes medios ingleses a la mañana de este lunes poniendo fin a la etapa del técnico luso en el histórico club de White Hart Lane

Noticias relacionadas

Duro golpe para Mourinho que llegó al Tottenham con la ambición de sustituir a Mauricio Pochettino después de que el técnico argentino llevara a los Spurs a jugar la final de la Champions League contra el Liverpool. El luso, que tenía la aspiración de igualar el hito de su predecesor y hacer más grande al equipo londinense, ha recibido este importante revés en su carrera, ya que no es un técnico que acostumbre a acumular despidos. 

Inglaterra se ha levantado con los fuertes rumores del adiós de Mourinho al Tottenham y varios diarios de importancia como The Telegraph se han lanzado a confirmar una noticia que, por otro lado, no era la primera vez que sonaba ya que el rumbo del equipo no ha sido bueno desde la llegada del entrenador portugués. Pocas horas después, el club inglés lo ha hecho oficial a través de sus canales de comunicación. 

Solo al comienzo de la temporada se pudo ver a un Tottenham verdaderamente competitivo en el Reino Unido y que incluso llegó a estar líder del campeonato de la Premier League, aunque una mala racha de resultados terminaron dejándole en una situación límite, la cual ha terminado provocando el cese fulminante del entrenador. No le ha temblado el pulso a un presidente duro y rocoso como Daniel Levy, que ha puesto punto y final a la historia de 'Mou' como técnico de los Spurs. 

La realidad es que el rumbo del equipo no ha sido realmente bueno en los últimos meses. El Tottenham se encontraba en séptima posición de la tabla a cinco puntos de las plazas que dan acceso a la próxima Champions League, objetivo del equipo cuando empezó el curso. 

La Europa League, clave

Además, el Tottenham sufrió un varapalo muy importante al quedar eliminado de la Europa League en los octavos de final contra el Dinamo de Zagreb. La antigua Copa de la UEFA era un título que los londinenses tenían marcado en rojo en su calendario ya que ganar la competición les daba acceso directo a la Champions además de suponer un título para las vitrinas de un conjunto no muy acostumbrado a ganar. 

Mourinho

Tras vencer en el encuentro de ida por 2-0 y tener la eliminatoria casi resuelta, el Tottenham pegó el petardazo cayendo por 3-0 en el encuentro de vuelta con un tanto en la prórroga. Tal fue la humillación que incluso Mourinho fue al vestuario del Zagreb para felicitarles por su actuación, un gesto que en el club se entendió como un desplante hacia la plantilla. Después de aquello, Mourinho quedó sentenciado. 

De esta forma, y con esta decisión fulminante que deja al Tottenham a la deriva a pesar de que todavía tienen opciones de Champions, Mourinho pierde la oportunidad de luchar por un título más en su carrera, la Capital One Cup, trofeo que los londinenses se jugarán contra el Manchester City el próximo 25 de abril. De momento, sus asistentes Ryan Mason y Chris Powell asumirán de manera interina el cargo hasta el fin de temporada.

[Más información: Mourinho, sin estrella: un letargo, éxitos del pasado y la duda de si volverá a un gran club]