La muerte de Felipe de Edimburgo, marido de la reina Isabel II, a los 99 años, ha sido una de las noticias más importantes y tristes del día. Conocido como el príncipe Felipe, su fallecimiento ha sido el gran acontecimiento que ha paralizado a todo el Reino Unido en esta mañana de martes. 

Noticias relacionadas

A pesar de su avanzada edad y de su delicado estado de salud, había salido del hospital hace tan solo unos días, esta noticia ha sido como un jarro de agua fría para todos los partidarios de la casa real británica que le guardaban un gran cariño y que tenían la esperanza de que pudiera salir de este mal trance. 

La noticia de su muerte ha corrido como la pólvora y ha llegado hasta todos los puntos del planeta, también hasta el mundo del deporte, ya que ha conseguido ser protagonista incluso en la última rueda de prensa del Tottenham Hotspur. Allí, un Jose Mourinho muy afectado ha protagonizado, y vivido, uno de los momentos más extraños de su carrera deportiva. 

Felipe de Edimburgo junto a su esposa, la reina Isabel II de Inglaterra.

El entrenador portugués estaba escuchando una pregunta que le realizaba un periodista antes de su próximo partido de liga, que será este domingo a las 17:30 horas en casa contra el Manchester United, cuando de repente se enteraba del fallecimiento de Felipe de Edimburgo. 

En ese momento, visiblemente afectado, perdía totalmente la atención y la concentración en la pregunta y se ponía a leer las noticias que le llegaban del triste desenlace. Acto seguido, y con cara de circunstancias, pedía disculpas al periodista y transmitía su pesar por lo ocurrido en lo que ha sido uno de los momentos más extraños de su carrera. 

El mensaje de Mou

"Lo siento... voy a responder a tu pregunta, acabo de leer tristes noticias sobre el príncipe Felipe y me gustaría mis condolencias a la familia real ya que guardo el mayor de los respetos por ellos, así que mis más sinceras condolencias. Creo que no solo en este país estarán compartiendo este sentimiento, ya que yo no soy inglés y sé que muchos como yo tenemos el mayor de los respetos... así que lo siento por interrumpir tu pregunta con esto".

Esta ha sido la forma a través de la cual, Felipe de Edimburgo y su fallecimiento se han convertido en tristes y desafortunados protagonistas en la última rueda de prensa de Jose Mourinho, que quiso mandar este bonito y sentido mensaje a la familia real británica con el mayor de los respetos y con la seriedad que le caracteriza y que es necesaria con asuntos tan delicados.

Un bonito y sorprendente gesto que sin duda pone en valor una vez más la gran calidad humana que tiene el entrenador portugués y que muchos olvidan y se dejan llevar por simples anécdotas que se viven en un terreno de juego o en el fragor de una batalla futbolística que Jose Mourinho sabe vivir como nadie. Sin duda, 'The Special One' le pedirá este domingo un esfuerzo especial a sus jugadores en su duelo ante el Manchester United para brindarle el triunfo en señal de duelo y respeto.  

[Más información: Mourinho, sin estrella: un letargo, éxitos del pasado y la duda de si volverá a un gran club]