A nueve días del decisivo PSG - Real Madrid de Champions, donde el equipo francés debe remontar un 3-1 si quiere pasar a cuartos de final, Neymar ha encendido todas las alarmas. El futbolista brasileño se ha lesionado en el duelo ante el Olympique de Marsella, el 'clásico' del fútbol francés.

Noticias relacionadas

Neymar ha tenido que abandonar el encuentro antes de tiempo, sobre el minuto 80, cuando el PSG ya había hecho los tres cambios. Y se ha ido a vestuarios en camilla, preocupado y tapándose el rostro. El Parque de los Príncipes enmudeció ante la pérdida de su máxima estrella.

La lesión ocurrió cuando el exfutbolista del Barcelona fue a disputar un balón que controlaba en ese momento un rival. Cuando Neymar intentó quitarle el esférico, su tobillo se torció en el momento de pisar, cayendo rápidamente el brasileño al césped para después con visibles gestos de dolor.

Aún no se conoce la gravedad de la lesión, pero las imágenes no fueron nada alentadoras. Le tuvieron que sacar en camilla y los gestos de sus compañeros, Emery y el presidente Nasser Al-Khelaïfi fueron de gran preocupación. 

La cara de Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG, en el momento de la lesión de Neymar.

Neymar, que no marcó en el partido de ida en el Santiago Bernabéu, fue el jugador más peligroso de un PSG que perdió 3-1 y que se aferraba al trío del brasileño con Cavani y Mbappé para hacer daño al Real Madrid en el encuentro de vuelta, que se disputa el 6 de marzo en París. Necesitan darle la vuelta a la eliminatoria si no quieren eliminarse por segundo año consecutivo en octavos de final.

En este partido, el PSG sentenció aún más la liga francesa al golear al Olympique de Marsella, tercer clasificado y su gran rival, en el Parque de los Príncipes (3-0), sacando ya 14 puntos al Mónaco, actual campeón y que esta jornada empató en Toulouse (3-3).