El juez de guardia de San Sebastián ha decretado este sábado el ingreso en prisión eludible con fianza para dos de los cinco hinchas rusos detenidos por la Ertzaintza y la puesta en libertad de los otros tres, ha informado el departamento vasco de Seguridad.

Noticias relacionadas

Los cinco rusos fueron arrestados por la Ertzaintza durante los incidentes ocurridos en San Sebastián el pasado jueves, antes del partido de la Europa League entre la Real Sociedad y el Zenit de San Petersburgo.

Este sábado han pasado a disposición judicial en el juzgado de guardia de la capital donostiarra. Los cinco hinchas rusos, a los que la Policía Autonómica les imputa un delito de desórdenes públicos y otro de desobediencia a la autoridad, fueron arrestados tras una pelea ocurrida minutos antes del inicio del partido en el barrio de Amara de la capital guipuzcoana, donde se encuentra el Estadio de Anoeta.

Cuatro de los cinco detenidos presentaban heridas, por lo que tres de ellos fueron atendidos en el Cuarto de Socorro de la ciudad, y uno más fue trasladado al Hospital Universitario Donostia. En los incidentes también sufrió lesiones de carácter leve un agente de la Ertzaintza, que presentaba varias contusiones y fue conducido a una mutua.

Además, varios seguidores visitantes también encendieron bengalas y lanzaron cohetes de artificio cuando el encuentro entre la Real y el Zenit estaba próximo a su fin, lo que, según denunció el grupo de seguidores y accionistas RealSocialismo!, provocó momentos "de inseguridad" en la afición de los anillos intermedio y superior del fondo sur y "motivó" el desalojo de los espectadores de otros sectores de la misma grada.