La semifinal entre Inglaterra y Dinamarca no se fue a los penaltis como sucedió en el Italia - España. Sin embargo, tuvo mucha más polémica e igualdad que el encuentro de la Selección. Los de Southgate se metieron en la gran final de la Eurocopa al ganar a los daneses, pero sufriendo en la prórroga y beneficiándose de una decisión arbitral muy discutida por medio mundo.

Noticias relacionadas

La jugada en cuestión se produjo en el minuto 103. Inglaterra dominaba el juego ante una Dinamarca agotada físicamente. Y Sterling, clave durante todo el encuentro gracias a su velocidad con el balón, buscó crear peligro por banda. Se coló en el área entre dos defensas y, justo antes de perder el balón, cayó al suelo. El colegiado pitó penalti de forma inmediata y comenzó la polémica en el estadio de Wembley.

Los defensas daneses no se creían lo que había señalado el colegiado, que ya se ganó críticas al dejar más de seis minutos de tiempo extra antes de llegar a la prórroga. El VAR intervino y, tras unos segundos de tensión, el colegiado confirmó su decisión inicial. No acudió al monitor y decidió mantener la pena máxima para Inglaterra.

Sterling cae al suelo en el Inglaterra - Dinamarca Reuters

Harry Kane lanzó y falló la pena máxima gracias a una gran intervención de Schmeichel. Sin embargo, el arquero no terminó de despejar bien el balón y dejó el rechace muerto a un Kane que no perdonó por segunda vez consecutiva. El del Tottenham marcó a la segunda y puso el 2-1 en la prórroga. Una acción que resultó suficiente para meter a los ingleses en su esperada final de la Eurocopa.

Sterling, al término del partido, defendió la decisión del colegiado al recalcar que fue un "penalti claro". "Yo entré en el área y él sacó la pierna y me tocó. Es un penalti claro", aseguró el delantero del Manchester City en la televisión británica ITV. Las críticas solo acaban de comenzar y medio mundo habla ya de esa acción.

Reacción y a la final

El atacante, lejos de inmiscuirse en polémicas, felicitó a sus compañeros por el "gran partido" y recalcó la "intensidad" que tuvieron que meterle al encuentro tras encajar el primer tanto."Nos reagrupamos bien y mostramos un buen espíritu de equipo", destacó Sterling, que aseguró que fue "difícil" estar por detrás en el luminoso tras ese gol de Damsgaard en la primera mitad. El danés se sacó un tanto para el recuerdo de falta directa y dejó muy cerca el sueño de alcanzar la final.

Inglaterra jugará la pelea por el título de la Eurocopa ante Italia este domingo en Wembley. Los italianos llegan tras sufrir notablemente contra España en la tanda de penaltis. Los de Southgate después de la polémica arbitral frente a Dinamarca y con la presión de estar jugando su primera final de la historia en el torneo continental de selecciones.

[Más información - El momento más surrealista de la Eurocopa: Bonucci, confundido con un invasor de campo]