Luis Enrique tiene claro que España va a salir este miércoles clasificada para los octavos de final de la Eurocopa. La Selección se enfrenta a Eslovaquia en el tercer partido de la fase de grupos y lo hacen con todas las urgencias del mundo después de que hayan empatado en los dos primeros encuentros. En la entrevista que le han hecho este martes en Mediaset, el seleccionador no ha querido escuchar nada de las posibles consecuencias que tendría una eliminación temprana.

Noticias relacionadas

"¿Dimitir si nos eliminan? ¿Estás de broma? Pienso en renovar", ha respondido a la pregunta sobre si está preocupado por su futuro. Luis Enrique ha cerrado filas sobre su posición en la entidad y confía en que sacará esta situación adelante. Tampoco ha sido muy autocrítico con su equipo. "Sin ninguna duda dos partidos en los que hemos sido mucho mejores que el rival y nos ha flatado la guinda del gol", explicó el seleccionador cuando le cuestionaban por lo que le ha faltado a su equipo.

También le han preguntado por los posibles cambios que pueda llevar a cabo de cara a esta nueva cita después de que este martes haya probado con un once con bastantes cambios. En las bandas ha presentado a Azpilicueta en el lateral derecho y a José Luis Gayá en el lado izquierdo. La pareja de Aymeric Laporte en el centro de la defensa dejaría de ser Pau Torres, para dar paso a una de las apuestas de Luis Enrique: Eric García.

Luis Enrique, dirigiendo la Selección EFE

Luis Enrique probó en el centro del campo con un trivote formado por Sergio Busquets, Thiago y Pedri. En ataque, Luis Enrique mantendría a Gerard Moreno y Morata juntos como ante Polonia. Sin embargo, el seleccionador apostaría por Pablo Sarabia. "Cualquiera de los 24 está mas que capacitados para conseguir la primera victoria", explicó en los micrófonos de Deportes Cuatro. Cuando le preguntaron si habría muchos cambios, el seleccionador dejó en el aire todas las opciones: "Puede ser que sí y puede ser que no".

Optimismo

Sí que ha sido bastante conformista con las opciones de su selección. Cuando le preguntaron sobre si se veía pasando primero, segundo o tercero, Luis Enrique explicó que "en la situación que estamos, con pasar me conformo". Eso sí, del carro del optimismo no le baja nadie: "Luis Enrique nació optimista y morirá optimista". Mucho de ese sentimiento tendrá que intentar reflejar en una afición que no se ha mostrado muy uniforme con el sentimiento sobre esta selección.

"La afición necesita que le demos los estímulos necesarios, no hay que pedirle hay que darle", explicaba Luis Enrique. Él no tiene dudas sobre los jugadores que ha elegido, de los que dice que con ellos se quedaría "concentrado 30 días más", a pesar de que hay mucha división sobre las decisiones que ha tomado, sobre todo después de los resultados obtenidos en los primeros encuentros. La reválida llegará este miércoles y no habrá una red debajo. Si caen, será con todo el equipo.

[Más información: ¿La revolución de Luis Enrique?: ensayo con Marcos Llorente de suplente y seis cambios]