Ousmane Dembélé tendrá que pasar por el quirófano. El jugador francés se lesionó con su selección durante la Eurocopa y volverá a estar una larga temporada lejos de los terrenos de juego. El atacante del Barça sufre una desincersión del tendón del bíceps en la rodilla derecha. El delantero estará entre tres y cuatro meses de baja justo en el momento que se estaba estudiando su renovación o una posible salida del club para liberar su carga salarial.

Noticias relacionadas

El pasado lunes la misma Federación Francesa anunciaba que Dembélé se perdería el resto de Eurocopa, pero faltaba por comprobar cuál era el alcance de su lesión. Todo se produjo durante el segundo partido de la selección gala en el torneo ante Hungría. El jugador del Barça saltó al campo en la segunda mitad para tratar de darle la vuelta a un marcador que se había complicado con los magiares adelantándose en el electrónico. Pero no pudo ni terminar el encuentro debido a estos problemas y volvió a ser sustituido.

Un nuevo contratiempo para un jugador que ha sufrido un auténtico calvario de lesiones desde que fichó por el equipo catalán. Esta es el decimosegundo problema físico que sufre siendo futbolista culé. La mayoría de sus problemas han sido musculares, aunque en esta ocasión se trate de uno de los tendones de la rodilla. En esta última temporada solo había tenido una lesión grave con la que se perdió casi un mes de competición.

Pero, por ejemplo, en la 2019/2020 a penas pudo juugar después de que, primero, se pasara desde noviembre hasta febrero algo más de dos meses de baja y, después, 190 días de baja entre el parón de la Covid-19 y una lesión muscular desde ese mismo mes de febrero hasta el de agosto. El culé, que fichó por el equipo catalán en el verano de 2017 por 135 millones de euros, no ha podido triunfar y había diversidad de opiniones sobre sus opciones de futuro.

Renovación o venta

La Covid-19 ha complicado mucho el mercado de fichajes para poder buscar una salida. La gran cantidad que invirtió el Barça en Dembélé no ha encontrado un rendimiento que lo corroborase. El jugador acaba contrato en 2022 y este era un verano vital para su futuro. Esta lesión evita una posible venta, pero también complica una posible ampliación. Laporta y su equipo estaban valorando una reestructuración de su gran contrato para bajar la carga salarial, pero este problema físico deja todo en el aire.

Ahora tendrán que valorar cuál es la mejor opción. En cualquier caso, todo pasa por una recuperación que se prolongará más allá de que la temporada esté comenzada. Lo principal es que pueda volver en buena forma, aunque también habrá que ver cómo han afectado estos problemas físicos a su motivación. Son muchos los varapalos que lleva encima y también tendrán que gestionarlos con él. El verano se tuerce en 'Can Barça'.

[Más información: Alarma en el Barça: Dembélé abandona la Eurocopa por lesión]