Christian Eriksen se encuentra estable y sigue recuperándose en el hospital después de protagonizar uno de los mayores sustos de la historia de la Eurocopa. El futbolista danés, que sufrió un desvanecimiento el pasado sábado durante el debut de Dinamarca en el torneo, sigue protagonizando buenas noticias y, a través de su agente, ha mandado un mensaje para todo el mundo.

Noticias relacionadas

La Gazzetta dello Sport ha podido hablar con Martin Schoots, representante de Eriksen, que entregó el mensaje del futbolista: "Gracias por el apoyo. No me rendiré. Me siento mejor, pero quiero entender lo que me pasó. Quiero darles las gracias a todos por todo lo que han hecho por mí", cuenta que le dijo Eriksen una vez que hablaron después de todo lo sucedido.

Será en los próximos días cuando Eriksen sepa lo que llevó a sufrir ese colapso. De momento, se está sometiendo a constantes pruebas que determinen el origen de los problemas que por poco no le cuestan la vida sobre el terreno de juego durante el Dinamarca - Finlandia. El danés, futbolista de 29 años y del Inter, no había sufrido problemas cardiacos con anterioridad, pero su corazón dejó de latir sobre el césped y fueron los sanitarios los que le salvaron la vida con un desfibrilador.

La portada del diario La Gazzetta dello Sport (14/06/2021)

Charla con los compañeros

Su selecciónador contó que este domingo tuvieron por fin una charla con Eriksen y estre se preocupó más por el estado de sus compañeros que por el suyo y les pidió que jugaran: "Hablamos todos con él esta mañana por videollamada y vimos su sonrisa en la pantalla. Y entonces, dice: '¿Cómo estáis? Creo que estáis peor que yo. Me siento como si tuviera que salir a entrenar ahora", reveló en rueda de prensa con una sonrisa el seleccionador danés, Kasper Hjulmand.

Hjulmand calificó la observación del centrocampista del Inter de Milan como algo "típico" de Christian: "Pensar antes en los otros que en él mismo".

"Christian quiere que sigamos jugando, así que lo vamos a hacer. Vamos a jugar por Christian", afirmó.

El técnico danés dijo que van a tratar de "recuperar la normalidad" y de reanudar este lunes los entrenamientos, pero es consciente de que a algunos jugadores les va a costar más que a otros, aunque todos están recibiendo ayuda psicológica.

"Christian está en buenas manos, nuestro trabajo es levantarles el ánimo a los jugadores y que estén listos para el jueves (para el segundo partido contra Bélgica)", destacó.

El máximo responsable de selecciones de la DBU, Peter Møller, insistió en que poder hablar este domingo de nuevo con el '10' de Dinamarca supuso "un enorme alivio" para sus compañeros e incidió en enviar un mensaje positivo.

[Más información: Así se salvó Christian Eriksen: "De repente, no se sentían más latidos..."]