La selección de Dinamarca ha ampliado los detalles de la situación de Christian Eriksen a través de una rueda de prensa en la que han participado el máximo responsable de los servicios médicos del equipo nacional, el seleccionador y el director deportivo. Los nuevos detalles ofrecidos son realmente impactantes. 

Noticias relacionadas

El médico de la selección danesa ha contado cómo fueron esos primeros instantes en los que atendieron al jugador que cayó sobre el césped desplomándose y quedando inconsciente. Segundos después, sus compañeros se dieron cuenta de la gravedad y el colegiado pidió la entrada de los servicios médicos.

Fue precisamente esa velocidad de actuación la que permitió salvar la vida del jugador del combinado nacional de Dinamarca tras unos segundos de mucho drama y de mucho miedo en el estadio de Copenaghe. Allí, los aficionados daneses no olvidaron lo vivido, tampoco los fineses que seguía la primera participación de su selección en una Eurocopa

Los jugadores de Finlandia, hundidos tras el desvanecimiento de Eriksen Reuters

El suceso con Eriksen dejó paralizado al mundo del fútbol y del deporte que rápidamente se volcó con el jugador que ha militado en el Inter de Milán esta temporada. Desde compañeros como Lukaku o como Achraf Hakimi quisieron mostrar su apoyo y su mensaje de aliento para ayudar a la recuperación de Eriksen. 

Ahora, cuando ya han pasado unas horas y una noche de lo sucedido, Eriksen se recupera poco a poco en el hospital. A pesar de que todavía no está fuera de peligro, los médicos aseguran que respira por su cuenta, su corazón late e incluso puede hablar, por lo que los avances son bastante significativos. Incluso se ha podido poner en contacto con sus compañeros de selección y con los de su propio equipo. 

Dinamarca ha querido ofrecer más detalles de lo ocurrido y por ello Morten Boesen, jefe de los servicios médicos de la selección, ha contado cómo fueron esos segundos y cuál fue la gravedad real de lo sucedido. A pesar de que todavía tienen muchas preguntas para conocer lo que ha sucedido realmente, sí tienen la certeza de que Eriksen pudo haberse quedado para siempre sobre el césped del estadio de Copenaghe. 

El peligro vivido

"Hemos hablado con el jugador un par de veces. Todavía está estable y, dadas las circunstancias, está bien. Seguirá en observación y las pruebas están bien, parece. A los jugadores les causó una gran impresión que pudiéramos hablar con Christian. Está de buen humor y los jugadores le han hablado".

Los jugadores de Dinamarca sufren tras ver a Eriksen salir en camilla Reuters

"No puedo decir con exactitud qué le paso. Estoy en constante diálogo con Christian, la familia y los médicos. Aún no hay aclaraciones. ¿Qué significa que el jugador está estable? Que está despierto, responde de forma relevante y el corazón late. No tenemos explicación a lo que sucedió. No lo vi directamente. He visto lo mismo que ustedes, así que no hay explicación. Christian estuvo muerto en algún momento".

"¿Qué tan cerca estuvimos de eso? No lo sé. A los detalles de por qué sucedió no puedo responder. Tuvimos que empezar con un masaje cardíaco y una reanimación porque se había ido. Todo sucedió en un momento, así que no sé muy bien qué decir. Hubo un paro cardíaco y fue revivido con una descarga de un desfibrilador".

El relato del médico de la selección danesa es realmente espectacular y pone en gran valor la difícil situación que atravesó Eriksen, así como la rápida actuación de los cuerpos sanitarios que se desenvolvieron con una soltura increíble en una situación límite. Gracias a su rapidez y a su destreza, pudieron traer al centrocampista de vuelta. 

Así está el equipo

Por su parte, el seleccionador nacional contó cómo está el vestuario después de todo: "Ver a Christian hoy me permite sentarme aquí. Tengo un sentimiento de orgullo por aquellos que ayer reaccionaron rápidamente y salvaron a Christian. Ha sido un gran alivio ver a Eriksen sonreír hoy".

Martin Braithwaite, jugador del Barça, reza por su compañero Eriksen Reuters

"Estaba preocupado por nosotros. No recordaba mucho, por lo que preguntó cómo estaba el equipo. Es un gran jugador, pero también una gran persona. Tenemos que ver si podemos levantarnos y jugar para él. Me escribí con él durante la noche, y todo el equipo habló con él esta mañana. Pudimos ver su sonrisa. Nos preguntaba cómo estábamos. Pensó que el equipo estaba peor que él".

Además, el seleccionador reveló cómo se gestionó la reanudación del partido: "Existían las dos opciones, jugar después del parón o jugar hoy a las 12. Pero también miro hacia atrás y pienso que no deberíamos haber estado en el campo. No había nadie que pudiera dormir después de eso, tampoco cambiarse de ropa y jugar un partido".

[Más información: La intrahistoria del gran gesto de Dinamarca: Delaney pidió tapar a Eriksen de las cámaras]