Joan Laporta ha roto su silencio sobre la Superliga Europea. El presidente del Barcelona ha hablado este jueves de proyecto del que el club azulgrana es fundador y del que dice que no se bajarán. Eso sí, deja claro que la última palabra siempre la tendran los socios culés.

Noticias relacionadas

TV3 habló con Laporta en el Real Club Tenis de Barcelona, a donde acudió Laporta para presenciar el Conde de Godó que se disputa allí estos días: "Tenemos una posición de prudencia. Es una necesidad, pero la última palabra la tendrán los socios. Los clubes grandes aportamos muchos recursos y debemos decir la nuestra respecto al reparto económico", dijo sobre la necesidad de una Superliga.

Y añadió: "Debe ser una competición atractiva, basada en los méritos deportivos. Somos defensores de las ligas estatales y estamos abiertos a un diálogo abierto con la UEFA. Necesitamos más recursos para que esto sea un gran espectáculo. Creo que habrá un entendimiento".

Laporta y Florentino Pérez EFE

Por último, Laporta se refirió a la 'desintegración' del grupo por la salida de casi todos los clubes del proyecto: "Ha habido presiones a algunos clubs, pero la propuesta sigue existiendo. Nosotros hacemos unas inversiones muy importantes, los salarios son muy altos y se deben tener en cuenta todas estas consideraciones, teniendo en cuenta los méritos deportivos", explicó.

Las palabras de Laporta dejan clara la postura del Barcelona, uno de los grandes propulsores de la Superliga junto al Real Madrid o la Juventus. La última palabra será de los socios compromisarios, que tendrán que aprobar si el Barça forma parte de un proyecto como la Superliga en la próxima Asamblea General Ordinaria, que se espera que se celebre a finales del mes de mayo.

El 'guiño' de Ceferin

Laporta, de paso, se posiciona con sus primeras palabras tras el comunicado emitido por el Barça el lunes sobre su inclusión como club fundador de la Superliga. Desde entonces, desde la entidad culé no se había hecho ninguna declaración oficial más allá de los mensajes de Gerard Piqué en redes sociales y las palabras de Ronald Koeman en rueda de prensa.

Todos esperaban que Laporta hablase después de que lo hiciera Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, hasta en dos ocasiones y Aleksander Ceferin, su homónimo en la UEFA, le eximiera en parte como promotor de la Superliga: "Me decepcionaron todos, pero quizás menos el Barça", dijo este miércoles. "Hace muy poco que eligieron a Laporta y hablé con él 2 o 3 veces. Estaba presionado por la situación. Fue algo que heredó. No fue su culpa que la situación fuera así, pero al mismo tiempo, como buen negociador, encontró una estrategia -sobre la aprobación del socio- para poder salir de ella".

[Más información: El fracaso de la Superliga pone el fútbol europeo en las manos de la UEFA y los jeques árabes]