Las "ganas de volver a veros" que Joan Laporta dedicó al madridismo en plena campaña electoral se 'saciarán' en cierta parte este sábado. Será el primer Clásico del nuevo presidente del FC Barcelona, un viejo conocido con el que Florentino Pérez volverá a verse las caras en un palco. No ocurría desde el 10 de abril de 2010. Más de diez años después vuelven al mismo lugar (aunque no, en realidad, al jugarse en el Di Stéfano).

Noticias relacionadas

Los dos presidentes de los dos clubes más grandes de España se conocen bien. Hasta se podría decir que se llevan bien, dentro de lo que cabe por la rivalidad Real Madrid - Barça y los distintos confrontamientos que han existido a lo largo de los años por fichar a los mejores futbolistas del mundo. De David Beckham y Ronaldinho a otro David, Alaba en este caso, y Erling Haaland, uno de los grandes deseos de ambos para este verano.

Antes de hablar de fichajes les tocará reencontrarse en Valdebebas este sábado, donde se jugará un Clásico crucial por La Liga. Eso sí, los focos antes de que comience el partido apuntarán a donde ellos se sienten para volver a presenciar un cara a cara que recordará a épocas pasadas, pero que tiene mucho que decir de cara al futuro. El primero de Laporta en su segunda etapa, como cuando Florentino volvió a la presidencia del Real Madrid en 2009.

Laporta y Florentino Pérez EFE

El regreso de Laporta devuelve esa chispa que quizás se ha ido apagando en los Clásicos los últimos años. Al menos, su intención parece que esa, tal y como demostró con la gigantesca lona que colgó en los aledaños del Santiago Bernabéu para dar el primer golpe en la carrera a la presidencia del Barça. Aquel gesto tuvo el efecto que deseó, llevándose al barcelonismo al bolsillo y encontrando la reacción del madridismo.

Florentino y la pancarta

"Forma parte de la rivalidad del mundo del fútbol, nunca hemos querido ofender a nadie. Tiene ironía, pero ya está. Nuestra intención no era que se lo tomaran mal", decía entonces Laporta de la pancarta. Le constaba, incluso, la reacción que había tenido Florentino Pérez al verla: "Sé que se lo tomó con sentido del humor", reveló. "Esto da vida a todo este espectáculo que es el fútbol, pero sin pasarte de límites, que son la violencia o actos que no tienen cabida", añadía.

Ya han pasado casi tres meses desde aquella segunda semana de enero en la que se descolgó la pancarta. Y tres días después de cumplirse el mes de su victoria en las urnas, Laporta se sienta en el palco del Di Stéfano junto a Florentino.

Tendrán tiempo para rememorar algunos de los Clásicos que vivieron juntos en el pasado. El saldo quedó a favor de Laporta, con cinco victorias por las dos del Madrid de Florentino. Ambos presenciaron estampas que pasaron a la historia, como el día que el Bernabéu aplaudió de pie a Ronaldinho. Con la marcha del actual presidente blanco llegaron el pasillo del Barça al Madrid o el 2-6, que sí vivió Laporta.

El destino ha querido que ambos vuelvan a coincidir con los dos gigantes en plena reconstrucción. Será un duelo de tú a tú para volver a levantar al fútbol español en medio de un panorama de crisis que, sin embargo, no ha impedido que se hayan relacionado ya a los jugadores más importantes del planeta fútbol con sus proyectos. Es la magia que tienen tanto uno como otro.

[Más información - El once del Barça en El Clásico ante el Real Madrid]