"Ellos pensarán: ¿quién cojones es este tío?". Es una reacción natural cuando en Inglaterra de repente ha aparecido el nombre de Erik Alonso. En España tampoco se sabe mucho de él ya que todos sus negocios los ha llevado a cabo fuera. Su padre fue presidente del Club Deportivo Logroñés y es familia lejana de Xabi Alonso. Por eso, EL ESPAÑOL ha querido indagar para conocer a la persona que acaba de convertirse en nuevo dueño del Derby County y tiene el objetivo de ser el primer dueño español de un club de la Premier League.

Noticias relacionadas

Ha estado a punto de convertirse en el más joven de la EFL, pero el multimillonario Kyril Louis-Dreyfus se le adelantó cuando se hizo con el Sunderland. "Ya ves, lo teníamos que haber hecho antes, aunque fuera para conservar ese registro durante un tiempo", reconoce. Eso sí, él está una categoría por delante. Pero, a pesar de su prematura edad, su experiencia en el mundo del deporte es bastante amplia empezando por su carrera como boxeador.

La web boxrec reconoce en su perfil un récord de cinco victorias en cinco combates, todas ellas por KO. Pero no lo hizo en España, si no al otro lado del mundo. "Básicamente, mis negocios están en Indonesia. Tengo mi vida establecida allí, aunque ahora esté en España. Yo era boxeador profesional y allí empecé a trabajar en el mundo del fútbol organizando eventos para Gareth Bale o para el Valencia, por ejemplo. Después empecé a llevar a futbolistas a China e Indonesia y a representar a jugadores en Europa", concretó.

Desde que este miércoles anunció que era oficial la vinculación de su empresa No Limit Sports Investments al Derby County, no ha parado de recibir llamadas sobre todo del Reino Unido para darse a conocer. Reconoce que para definirle, habría que preguntarle a "Ramón Calderón o Roberto Carlos, que me conocen bien". En cualquier caso, aunque en todos los comunicados se explique que la operación está pendiente de la aprobación de la English Football League, asegura que todo está cerrado.

Así se compra un club inglés

"La EFL no se puede interponer a la venta de una entidad privada. Nosotros somos ya propietarios del club, estamos trabajando ya desde esa posición", concreta cuando se le cuestiona por el estado de la operación. El procedimiento tiene que pasar diversas pruebas y solo queda el conocido como 'loaner test' "que es simplemente un formulario a rellenar", explica Alonso. "Lo que pasa es que la persona que tiene que aprobar la operación está de vacaciones hasta el día 12", confiesa el empresario que tendrá que esperar hasta ese día para ser el dueño del Derby a todos los efectos.

Cabe destacar que el Derby es un club con más de 137 años de historia, pero que no pasa por su mejor momento. Mel Morris, el último propietario, lleva intentando vender la entidad en los dos últimos años sin éxito. Parecía todo cerrado cuando Bin Zayed, primo del jeque del Manchester City, se iba a hacer con el equipo del East Midlands. De hecho, había hecho una apuesta de 500 millones, unas cifras desorbitadas.

Cuestionado por esto, Erik Alonso confiesa que no se interesó demasiado por la operación ya que solo sabe que "todo viene por la parte del jeque" y que no hay ningún problema con el club. Pero, sobre esas cantidades, aunque el empresario no reconoce cuánto le va a costar, hace una estimación de lo que ha tenido que rascarse el bolsillo: "Un club de segunda en Inglaterra está entre los 70 y los 120 millones". No es ninguna nimiedad, ya que, tal y como reconoce, "hay clubes en segunda en España que por un diez por ciento de esas cantidades lo puedes comprar".

No es una idea nueva en la cabeza de Erik Alonso. "Llevábamos un tiempo hablando con varios clubes. Hablamos con el Cardiff City y hablamos con el Sheffield Wesnesday, con el que tenía una relación especial, pero el propietario quería 300 millones", confiesa el nuevo dueño del Derby. Fue asesor del otro equipo de la ciudad de Sheffield, pero la relación entre las partes se torció y terminó saliendo del club por la puerta de atrás.

¿Inversión arriesgada?

Como se comentaba anteriormente, la entidad no pasa por el mejor momento. En estas últimas temporadas, desde la salida de Frank Lampard, con el que estuvieron a punto de regresar a la Premier, las cosas no han ido demasiado bien. Una entidad que estaba diseñada para luchar por el ascenso ha estado posicionada en la parte baja y luchando por no descender. Ahora, con otra leyenda de Inglaterra como Wayne Rooney en el banquillo, es lo que tratan de evitar.

Wayne Rooney y Philip Cocu, el actual entrenador y el antiguo técnico del Derby County REUTERS

"Para mi es un gigante dormido. A día de hoy, nuestro objetivo este año es salvarnos. Pero yo creo que es un club de top10 en la Premier. Tenemos una de las mejores aficiones de la Premier, con una ciudad deportiva cualificada en el top5 de la Premier. Es uno de los fundadores de la liga inglesa, tiene todo mucho valor", concreta Erik Alonso cuando se le cuestiona por el hecho de apostar por una entidad que mira más hacia abajo que hacia arriba.

El hecho de que Mel Morris, con el que Alonso dice tener una buena amistad, haya estado intentando vender la entidad en estos últimos años, quizá ha podido romper la estabilidad del vestuario. "Cuando entras a un equipo de fútbol queriendo dirigir como una empresa, te equivocas. Ese ha sido el problema de este club", sentencia el nuevo dueño. En cualquier caso, prefiere poner en valor lo que tiene el Derby: "Es un club con mucha historia, tiene mucho nombre. Wayne Rooney es un valor, es el máximo goleador de la selección inglesa y del Manchester United".

El proyecto

Antes de hacerse con el club, ya tenían un boceto del proyecto del club que van a presentar a los aficionados del Derby. "Todo depende de que conservemos la categoría este año. No es lo mismo estar en el Championship que en la League One. Planificar es complicado en estos tiempos, pero esperemos poder hacer este proyecto para pensar en grande", confiesa Alonso. Por el momento son décimo octavos en una Liga de 24 equipos, con un colchón de ocho puntos por encima del descenso.

La cautela va a ser la característica que más destaque en este inicio de andadura. "Nuestro perfil de club no va a ser el de un club despilfarrador, no vamos a tirar el dinero. Hay que invertir en el club, pero no se van a hacer locuras. Se van a traer jugadores jóvenes que vengan a competir, que vengan con la meta de subir a la Premier y que ellos vean que pueden hacerse futbolistas", sentencia Alonso, en una clara apuesta por la juventud como principal arma para devolver al Derby a la posición que le pertenece en la historia.

El objetivo no es el de 'españolizar' la entidad. "Si hay un español bueno que tiene el nivel para estar en el Derby y que nos va a aportar algo que no tenemos, por supuesto que vamos a intentarlo. Pero igual que si es un inglés, un italiano o un estadounidense", explica el hombre que sueña con ser el primer dueño español de un club de la Premier League: "Ahora mismo no es el objetivo, pero, más que imaginármelo, lo deseo. Voy a trabajar para que eso pase".

[Más información - Revolución en el Marsella: el español Pablo Longoria, presidente a los 34 años; Sampaoli, entrenador]