Las últimas semanas en el Barça han estado marcadas por las diferentes modificaciones en su organigrama. Joan Laporta va asentando su nuevo equipo de trabajo y la Junta Directiva que liderará el club durante los próximos años tomó posesión hace apenas unos días. Ahora, desde Estados Unidos han anunciado el fichaje de uno de los nombres más importantes de la entidad, aunque hubiese pasado desapercibido. El Inter Miami se ha hecho con los servicios del catalán Xavier Asensi.

Noticias relacionadas

Este directivo de 39 años ha sido el encargado de implementar la marca del Barça en Asia durante los últimos años. En total ha trabajado una década en la entidad azulgrana. Desde 2011 lideró la implantación del Barça en el mercado asiático y, en los años sucesivos, trabajó en zonas como Hong Kong. Asensi fue aumentando su peso en el equipo catalán, consiguió el cargo de Director de Comercio Global en 2018 y llegó a formar parte de la directiva azulgrana. Tras este nuevo inicio de proyecto, el joven ha puesto rumbo a la MLS.

"Estoy agradecido por la confianza y el apoyo que me han dado Jorge Mas y David Beckham, y estoy muy motivado y emocionado por comenzar este nuevo viaje en el sur de Florida", ha reconocido Asensi en unas declaraciones compartidas por la propia franquicia. "Soy un gran aficionado a los Estados Unidos y creo que no hay mejor momento para formar parte de la industria del fútbol en este país junto a una organización joven con un mundo de oportunidades por delante". Asensi ocupará el puesto de Director General de Negocios de la entidad estadounidense.

"Me ha impresionado mucho lo que he visto hasta ahora y estoy deseando trabajar con el equipo para establecer una dirección y una estrategia claras para alcanzar nuestros objetivos", ha reconocido. Jorge Mas, uno de los grandes dirigentes del Inter Miami, ha celebrado el fichaje de Asensi para "continuar construyendo una operación de clase mundial y maximizar las oportunidades" para sus socios.

Cambios en el Barça

Laporta ya realizó sustanciales modificaciones nada más tomar los mandos de la nave azulgrana. El nuevo presidente, consciente de tener que modificar el organigrama, cesó a cargos como Albert Soler o Gómez Ponti. El primero, uno de los veteranos de la directiva culé, ejercía de director de secciones profesionales del Barça. El segudo, responsable de los servicios jurídicos, quedó señalado tras el estallido del Barçagate e incluso estuvo detenido tras la llegada de los Mossos a las oficinas del Barça.

Se espera que hasta final de temporada el club azulgrana continúe con su transformación y, entre otros puestos, cambiará el del CEO que sigue ocupando Oscar Grau, la dirección deportiva o incluso el banquillo, donde la continuidad de Koeman no está clara.

[Más información - Laporta negocia con el entorno de Xavi para que sea el próximo entrenador del Barcelona]