El fin de semana en el fútbol español ha estado marcado por lo sucedido en el Cádiz - Valencia. La acusación de racismo de Mouctar Diakhaby a Juan Cala tras encararse en el partido ha encontrado este martes las declaraciones de los dos protagonistas para aclarar los hechos. El primero optó por un vídeo en sus redes sociales, sin preguntas de los medios de comunicación, mientras que el segundo convocó una rueda de prensa de más de media hora en la que ha contestado todas las preguntas sobre el asunto.

Noticias relacionadas

El gaditano ha sido muy contundente en su defensa, asegurando que emprenderá acciones legales contra, por ejemplo, el responsable del Valencia, Anil Murthy, por sus declaraciones de este lunes. Cala ha insistido en su inocencia explicando que lo que salió de su boca fue "déjame en paz" y que inmediatamente le dijo a Diakhaby que eso que pensaba que había escuchado, "no lo había dicho". Antes de todo esto, el francés dejó claro que "un jugador le insultó y las palabras fueron: negro de mierda".

La comparecencia del futbolista del Cádiz ha tenido mensajes para todos aquellos que le han juzgado desde los medios y las redes sociales. Además, ha admitido que ha sufrido amenazas contra él o su familia en las últimas horas. También aclaró por qué no había salido antes a dar la cara, explicando que "quería entrar en todas las radios esa misma noche" y que fue el presidente de la entidad, Manuel Vizcaíno, el que le recomendó que lo mejor era esperar un poco.

"Es falso"

La defensa de Cala ha comenzado explicando lo que sucedió y aclarando que en ningún momento salió de su boca el insulto "negro de mierda": "Lo que cuenta Diakhaby en sus redes es falso. Si da el nombre del jugador del Cádiz que se acercó diciendo que si yo le pedía perdón volvían al campo, mañana dejo el fútbol".

España y el racismo

Cala ha sido muy claro cuando le han preguntado por los protocolos que existen ante estos casos y se ha mostrado a favor de que se refuercen, pero eso sí, que sea con pruebas por delante: "No hay racismo en el fútbol español y con esto lo estamos dañando. En cada equipo hay cinco jugadores de color. No hay racismo entre compañeros".

Hablar antes

Muchos han acusado a Cala de taparse ante lo sucedido y de que, con su silencio, se podía entender que estaba admitiendo su error: "Al acabar el partido le digo al presidente que quiero salir a hablar ya, pero él me recomienda que no. Que esté tranquilo y que todo se va a esclarecer. A la mañana siguiente se lo vuelvo a decir y me vuelve a decir que no. He salido cuando el Cádiz ha creído oportuno".

Su compromiso

El gaditano ha tenido varias experiencias internacionales y eso ha quedado claro en su comparecencia. Primero, ha explicado que "todos los exjugadores chinos, africanos... con los que he estado me han llamado". También ha hecho público su compromiso con el pueblo del Sáhara: "A Diakhaby le diría quién soy, lo que soy. Lidero una plataforma prosaharauis". Además, también ha viajado a países del Tercer Mundo para conocer los problemas de cerca: "He estado con Kanouté y Benjamín en Guinea Ecuatorial".

Contradicciones

El defensa del Cádiz no está del todo conforme con la versión que ha dado el Valencia: "Ha habido muchas contradicciones en el Valencia. Salen del campo, luego vuelven, acusan a los árbitros, los árbitros lo desmienten, ahora Diakhaby dice lo de la disculpa".

Mouctar Diakhaby, durante el Cádiz - Valencia EFE

Dos opciones...

Cuando le preguntaron por qué cree que fue lo que entendió Diakhaby en ese momento para querer salir del campo, Cala da dos opciones: "O Diakhaby se lo ha inventado o entiende mal cuando digo 'déjame en paz'. El resto es un circo".

La política

Algunos partidos políticos han condenado en las redes sociales lo sucedido en Valencia y Cala ha mandado un mensaje directo: "Los que dirigen en este país deberían hacérselo mirar. Parece que estemos en el Oeste. No existe la presunción de inocencia". Además, se dirigió directamente hacia las caras visibles de Podemos: "¿Pablo Iglesias e Irene Montero? Les diría que no todo vale para ganar un puñado de votos".

Amenazas

Dentro de todos esos mensajes que han volado en las redes sociales sobre lo sucedido, Cala ha desvelado que algunos han sido amenazas: "Mi familia y yo hemos recibido todo tipo de amenazas por redes sociales. Entiendo que es parte del circo. Se esconden detrás de un perfil".

Denunciar

Además de pedir que se esclarezcan los hechos, también ha anunciado que acudirá a la justicia para denunciar todo lo que se está diciendo de él en las últimas horas. "Después de ver el video que hace ayer el presidente del Valencia y sus jugadores, solo espero que ese presidente se fuera a los juzgados de guardia a denunciarme. Porque yo sí lo voy a hacer. Lo voy a denunciar".

Diakhaby, parado por sus compañeros del Valencia La Liga

¿Un precedente peligroso?

Dentro de la rueda de prensa larga, surgió una pregunta un tanto pretenciosa sobre si a partir de este caso se podrían dar situaciones en las que un jugador pueda simular haber recibido un insulto: "¿Si esto puede hacer surgir la picaresca? Lo que creo es que debemos actuar con rotundidad e hilar muy fino. Porque estamos creando un precedente bestial. Me niego a pensar que pueda haber picaresca. Y si pasa, que se actúe".

Fuerte

48 horas después de que sucediera todo y tras admitir que lo ha pasado mal, Cala ahora se siente con fuerza: "He pasado horas difíciles, pero muy tranquilo porque he recibido apoyo. Estaré preparado para el próximo partido. Quisiera zanjar esto cuanto antes y empezar a preparar el partido ante el Getafe".

[Más información: Diakhaby rompe su silencio: "Las palabras fueron negro de mierda"]