Victoria del Barcelona en una jornada clave ante un gran Osasuna. El equipo de Arrasate peleó durante la primera mitad y tuvo opciones tanto de adelantarse como de empatar. Sin embargo, el liderazgo de Messi y la pegada azulgrana acabó por definir el partido. Tres puntos y a la espera de que Atlético o Real Madrid pinchen en el derbi. [Narración y estadísticas: Osasuna 0-2 Barcelona]

La noche no empezó nada bien para los culés. La táctica de los de Arrasate estaba clara y, además, los resultados estaban siendo muy positivos. Aguantando atrás ante las posesiones del Barcelona, presión alta cada vez que intentaban sacar el balón con Ter Stegen y ataques rápidos en busca de algún hueco en la defensa azulgrana. La insistencia de Calleri y las llegadas por banda de Moncayola daban muchas opciones a los de Koeman.

Era el 13' de partido y Ter Stegen se tenía que lucir por primera vez. Calleri se llevó el esférico tras un choque con la zaga blaugrana, se plantó en la frontal y buscó el hueco. Optó por la colocación antes que por la fuerza, y Ter Stegen, atento, logró despejar el esférico en la primera gran ocasión del partido.

El Barça, aunque no estaba cómodo, buscaba el primero. La dirección de Messi era clave. Y primero con Dest, que por el lateral derecho estaba encontrando una vía para llegar al área. Sin embargo, sería con Jordi Alba con quien fabricaría el primer tanto. El primer aviso llegó con un balón al hueco para el delantero argentino, que se plantó solo ante Sergio Herrera y que obligó a intervenir al VAR.

El portero despejó con la mano fuera del área y el videoarbitraje tuvo que hacer acto de presencia para evitar lo que podría haber supuesto la roja. Messi estaba adelantado y Osasuna continuaba acertando con su línea defensiva. Y, en el 30', llegó la lucidez. Balón de Messi para Jordi Alba, en una jugada que ya es marca de la casa, y fusil dentro del área imparable para Herrera. Por la escuadra, sin oposición y con un 0-1 que daba oxígeno a los culés.

Pese a que Osasuna no se descompuso, e incluso tuvo una opción clarísima con Rubén García -control de lujo incluido-, el Barça consiguió hacerse con el control del juego paulatinamente hasta embotellar a un Osasuna que se quedó sin ideas yendo por detrás en el marcador.

Dembélé mete marcha

La segunda mitad del Barcelona fue mucho más positiva en cuanto a juego, pero menor en ocasiones. Porque los de Koeman, pese a que controlaron la posesión durante gran parte del encuentro, no terminaron de generar peligro. Y el ejemplo más claro de ello es que antes del 75 acumulaba tres tiros a portería: los mismos que un equipo más defensivo como Osasuna.

Una de las claves estuvo en la entrada de Dembélé. El francés salió por Umtiti tras pasar por vestuarios y le dio otra marcha al Barcelona. Especialmente en los primeros minutos de la segunda mitad, donde el atacante rompió con facilidad la zaga navarra, aunque sin concretar ninguna acción clamorosa.

Así se desarrollaron los últimos 45 minutos. Con Osasuna atreviéndose a probar la posesión y con acciones muy claras como la de Calleri, que perdonó un remate de cabeza en el área que habría empatado a uno. Y, entre tantas llegadas y ocasiones perdidas, llegó la sentencia. Ilaix, que había salido como revulsivo, recibió en la frontal, recortó y se sacó un golazo con el interior de su bota que fue imposible de parar para Herrera. El 0-2 que, a cinco para el final, sentenciaba las aspiraciones de un Osasuna que pagó cara su falta de pegada.

Osasuna 0-2 Barcelona

Osasuna: Sergio Herrera; Nacho Vidal, Aridane, David García, Manu Sánchez; Torres (Gallego, 85'), Torró (Oier, 85'), Moncayola, Rubén García (Budimir, 72'); Kike Barja (Jony, 62'), Calleri (Adrián, 72').

Barcelona: Ter Stegen; Mingueza, Lenglet, Umtiti (Dembelé, 47'); Dest, De Jong, Busquets (Ilaix, 68'), Pedri (Riqui Puig, 87'), Jordi Alba (Junior, 87'); Griezmann (Braithwaite, 68'), Messi.

Goles: 0-1, 30' Alba. 0-2, 83' Ilaix.

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández (Comité balear). Mostró tarjeta amarilla a Umtiti y Junior, del Barcelona.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima sexta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio El Sadar a puerta cerrada.