La Premier League atraviesa momentos complicados por culpa de la Covid-19. Mientras en La Liga los contagios masivos se están evitando tras el breve parón navideño, en la competición británica ya se han detectado diferentes focos de contagios en los clubes. El Manchester City fue uno de los que lo ha vivido en su vestuario y el Tottenham de Mourinho, por ejemplo, ha sido uno de los afectados por los casos del rival.

Noticias relacionadas

El cuadro entrenado por el técnico luso estuvo durante todo el miércoles sin saber si su encuentro contra el Fulham se iba a poder desarrollar. El rival contaba también con varios positivos en sus filas y se estaba planteando la posibilidad de aplazar el duelo. Toda la plantilla del Tottenham, a la espera de conocer la decisión final, se mantuvo en una sala siguiendo las últimas informaciones. Y Mourinho, vía redes sociales, mostró su enfado con la organización.

"Partido a las 6... Aún no sabemos si lo jugamos. La mejor liga del mundo", escribió con sarcasmo el entrenador del Tottenham. La falta de concreción por parte de la Premier League fue la que hizo perder la paciencia al entrenador de los Spurs. Apenas unas horas antes de que se iniciara el partido, el Tottenham confirmó por medio de un comunicado que el encuentro no se disputaría como estaba previsto.

"Podemos confirmar que nuestro partido en casa de la Premier League contra el Fulham, programado para esta tarde (miércoles 30 de diciembre), ha sido pospuesto. La Premier League nos informó de la decisión esta tarde, ya que el Fulham ha solicitado el aplazamiento debido al número de casos positivos de Covid-19 entre sus jugadores y personal. Todo el mundo en el Tottenham Hotspur envía sus mejores deseos al Fulham para una recuperación segura y rápida a todos los afectados", trasladaron en el conjunto de Bale y compañía.

La nueva fecha en la que se vaya a disputar el duelo se desconoce, pero confirma la crisis que se ha generado en la Premier League por la última oleada de contagios entre los equipos británicos. Cabe recordar que este mismo lunes fue el Manchester City el que vio como su encuentro ante Everton cambiaba de fecha por los casos detectados en las filas citizen.

La crisis del City

La seguridad de la burbuja que ha establecido la Premier League se ve comprometida con estos positivos y de ahí que se haya procedido a los respectivos aplazamientos. Tal y como indicó el propio City, todos los afectados deberán pasar "un periodo de autoaislamiento de acuerdo con el protocolo de cuarentena de la Premier League y el gobierno del Reino Unido". 

En el caso del conjunto de Guardiola, la oleada obligó a cerrar también el campo de entrenamiento durante un periodo de tiempo indeterminado. Una vez se realicen las pruebas pertinentes, se analizará si se vuelve a abrir. La Premier League, tras los rumores sobre un posible parón de dos semanas, ha confirmado que no existe esa opción y que se confía plenamente en los protocolos establecidos.

[Más información - Cuando Casillas se despidió del Real Madrid: Mourinho lo define con dos palabras]