Llegó el día, Leo Messi habla alto y claro sobre su futuro y otros temas calientes, tanto en lo personal como en lo profesional. Para ello, el futbolista argentino ha aceptado ponerse cara a cara con Jordi Évole, en una entrevista para laSexta que dará mucho de qué hablar.

Noticias relacionadas

Comenzó el encuentro con ambos sentados frente a frente. Silencio, Jordi Évole mirando mientras Leo Messi miraba al móvil. Mesa blanca, cortinas blancas y tan solo dos vasos de agua hasta que Évole sacó una camiseta para que el astro de Rosario se la firmase a su hijo.

¿Qué vas a hacer en estas fiestas?

Me voy para Argentina, mis hijos y Antonela ya está allá. Nos juntamos muchísimos, mi hermana, mi madre, toda mi familia está allí, siempre nos juntamos, pero ahora con todo esto no sé. Creo que por ahí estaba el margen en diez personas.

¿Más de Papá Noel o de Reyes?

Se celebran las dos cosas, como acá

¿Algún regalo de infancia que recuerdes?

Yo siempre era pelota, botines, camisetas de fútbol. Siempre algo relacionado con el fútbol. Yo recuerdo una pelota oficial, del torneo de ese momento. Era carísima y para nosotros era difícil llegar a conseguirla. Pero mi papá y mi mamá siempre hicieron lo imposible para que el día de Navidad tuviésemos el regalo que quisiéramos. También recuerdo una camiseta nueva, que recién había salido. ¿De qué equipo? De Newell's. Papá Noel siempre se portó bien conmigo.

Pensé que la entrevista no se llegaría a hacer...

Cuando llegó el momento ese de hablar por Internet, de la pandemia... Yo no soy de opinar sobre cosas tan serias en público, prefiero hacerlo en un círculo privado. Pero soy un hombre de palabra, te dije que haríamos la entrevista, daba igual si la cosa iba bien o mal.

¿Tienes ganas de hablar?

Sí.

Tú me has hecho levantar del sofá, soy de los que se ha tirado al suelo con tus goles... a veces los futboleros somos así. ¿Hay alguien que te haga reaccionar de esa manera?

Cuando me empecé a dedicar a esto dejé los ídolos. Lo que más mue mueve a día de hoy son mis hijos.

¿Algún deportista al que admires?

Hay muchos. Rafa Nadal, Federer, LeBron... en todos los deportes siempre hay alguien que destaca y es admirable por su trabajo. Cristiano, en el fútbol. Admiro a todos los que destacan y dejan todo para dar el máximo.

¿Juegas mucho a la Play?

Antes sí, antes sí. Pero cuando nacieron mis hijos lo dejé, ahora que ya empieza a jugar Thiago, estoy volviendo a engancharme. Juego con el equipo que él quiere. He jugado con otros equipos que no son el Barcelona o Argentina. Juego con cualquiera cuando juego contra amigos o desconocidos por Internet.

¿Qué significa la camiseta del Barcelona para Leo?

Todo. Siempre lo dije. El Barcelona es mi vida. Llevo acá desde los 13 años, crecí tanto en el club como en la ciudad. Llevo más tiempo acá que en mi propio país. El club me formó como jugador y como persona, y yo también siempre dejé todo por el Barcelona. Tengo una relación de amor, a la ciudad, al club, a todo lo que tiene que ver con Barcelona. Mis hijos nacieron aquí también.

Y cuando se toca el pecho...

No, no es postureo. No soy de eso. Si lo he hecho es porque me sale. Es real.

¿Cuánto cuesta la camiseta?

80 o 90 euros. ¿85? Estuve cerca. Las de algún partido sí, pero nos hacen una rebaja. Tampoco es mucho -risas-.

¿Cómo está?

Hoy por hoy estoy bien. Es verdad que pasé muy mal el verano, antes también por cómo acabó la temporada. Luego llegó lo del burofax y todo eso. Luego es verdad que lo arrastré durante el comienzo. Hoy me encuentro bien y con ganas de pelear por todo lo que tenemos por delante. Es un momento muy complicado a nivel de club, de equipo, de todo. Se hace difícil todo lo que rodea el Barcelona, pero estoy con ganas.

¿Cómo está el club?

Está realmente mal y va a ser muy difícil volver a donde estábamos.

Gestos que salen

Hago lo que me sale del corazón en el momento. Lo que sale, sale. No puedo pensar en qué opina cada uno porque me vuelvo loca. Cada vez más la gente opina sin saber. La gente se cree todo, yo no lo puedo controlar.

¿Ha llorado últimamente?

Por tema deportivo no he llorado, pero sí que sufrí muchísimo. Por otros temas sí que lloré, pero prefiero no entrar en detalles. Por temas deportivos, no.

Llegada a Barcelona

Fue un momento difícil, con mi personalidad, que me cuesta entrar, que soy tímido. En ese momento mi hermana tenía 5 años y sufrió mucho más que yo. Mi familia se fue separando, mi hermano mayor se fue para Argentina, mi madre con mi hermana... Y mi padre me dijo que si quería quedarme en busca de mi sueño o volvíamos para retomar la vida de antes, que no pasaba nada. Yo decidí quedarme. Sufrí al principio, encima no podía jugar por el transfer, los papeles... luego me lesioné, creo que en la tibia. Fue un primer año duro.

Época que le ha marcado como persona

Sí, me ha marcado. Fue una experiencia que me ayudó a formarme como persona. Si yo era tímido, me hice todavía más. Me hice como un caparazón. Era pensar en lo que quería, intentar conseguir mi sueño, enfocarme en los entrenamientos, en los partidos y de a poquitos fui haciéndome las amistades. Me cuesta mucho compartir las cosas, soy de guardármelo todo, de no expresarlo y de pasarlo solo.

Chat del colegio de los niños

No, está la madre. Yo no estoy.

Pasar tiempo con sus hijos

Disfruto todo, cuando me dicen de jugar con ellos, me gusta cuando vienen a mi cama y duermen con nosotros. Eso me encanta. Pasa casi todas las noches, Thiago ya no, pero los dos pequeños todavía sí. A veces somos los cinco durmiendo en la cama.

¿Conoces Peppa Pig?

Sí, aunque ya lo han pasado. Thiago fue de la Patrulla Canina, Mateo no tanto. Ahora están más con la gente que aparece en YouTube. Se emboban con los iPads y la tele. Intentamos que no sea así, pero están mucho tiempo con eso.

¿No ves Doraemon por no ver a Nobita?

No, no. Bueno, sí que ven dibujos de Bola de Dragón, Pokemon... pero eso de Nobita, no. ¿Yo, bromas? No, no -risas-.

Compañeros que buscan su amistad por ser su hijo

Thiago es como yo, es introvertido, tímido. Que le vengan y le digan eso, pues se 'achancha' y no le gusta. Pero ya tiene buenos amigos que le protegen. Mateo es más abierto, no le pasa nada por eso. Yo también tengo mi gente, mis amigos. Soy muy selectivo a la hora de elegir con quién estoy.

Una vida normal, "aburrida"

Mi vida es muy aburrida. Entreno, voy con Antonela a buscarlos cuando podemos, luego igual tienen alguna actividad, vamos a buscarlos y ya tomamos un mate y casi cenamos. Poco más. ¿Ir al Mercadona? Alguna vez sí he ido al supermercado. Me gusta, no voy de seguido, pero a veces sí. ¿A un mercadillo? No, no, ahí es complicado. Meterse en lugares donde se mete mucha gente es difícil.

Vida en Castelldefels

Hace diez años que vivo acá. Conozco toda esta zona desde chiquito.

Al tanto de todo lo que pasa

Estamos al tanto de todo lo que está pasando, no estamos en una burbuja. Mucha gente dice que no nos importa lo que está pasando, pero eso es mentira. Claro que nos importa. Cada uno es como es y lo sigue de una manera. A mí me gusta informarme y estoy al tanto de todo lo que vivimos.

Un privilegiado

La verdad es que sí que soy un privilegiado por todo lo que me tocó vivir. Pero claro que a veces me gustaría ir al cine, al supermercado, a comprar, a cualquier cosa sin tener a 300 ojos mirando cómo te mueves. Sobre todo cuando estoy con mis hijos me gustaría pasar desapercibido.

¿Cómo era en Argentina?

Éramos de una clase media-baja. No teníamos de todo, pero no nos faltaba nada.

¿Sabe el dinero que tiene?

Sí, sí lo sé -risas-.

El fútbol antes que los colegios

Eso no nos corresponde a nosotros. A nosotros nos dijeron que a jugar y fuimos a jugar. Pero creo que también le vino bien a la gente poder distraerse con el fútbol.

Jugar sin público

Horrible, es horrible. Es una sensación fea, extraña. Salir a un campo en el que no hay nadie, es una sensación fría. Yo creo que viéndolo también tiene que ser aburrido y diferente. Creo que por eso se están viendo resultados diferentes. No es lo mismo venir al Camp Nou con el estadio a reventar, a hacerlo con el campo vacío. Se ven partidos más igualados y también más feos.

Calendario 

Toca jugar y cumplir con los contratos televisivos, con patrocinadores... No se piensa en el futbolista. Se piensa más por el interés económico que por el deporte o por el juego en sí. A nosotros nos gusta entrenar, nos gusta jugar y lo hacemos. No sé si utilizado o no, pero nosotros disfrutamos de jugar. Yo juego igual un miércoles que un jueves o un domingo porque me gusta.

¿Cómo se enteró de la muerte de Maradona?

Sí, estaba en mi casa. Me llegó el mensaje de mi papá, enseguida puse la tele y me enteré de todo.

¿Qué sintió?

Fue una locura. No lo podía creer. Todos sabíamos que no estaba bien, pero nadie esperaba esto. Nadie puede creer que ya no esté Diego, que no vayamos a ver a Maradona más. Fue una locura.

¿Se imagina un entierro como el de Maradona?

La verdad que no. Ni lo imagino ni quiero pensarlo. Era normal por lo que fue Diego, por lo que hizo por la Argentina. Era de esperar que fuese esa locura al despedirlo. Se lo merecía todo.

¿Piensa en la muerte?

No. ¿Miedo? Sinceramente, sí. Sí que pienso en qué pasará cuando no esté yo. En qué habrá, en cómo quedarán mis hijos y mi familia. Pero no pienso mucho en eso.

Camiseta de Maradona de Newell's

La gente de Newell's me la regaló. Creí que era el momento de sacarla. De hacerlo así.

Jugadora que se negó al homenaje al 'Pelusa'

Cada uno es libre de opinar. A todo el mundo no le haya gustado Maradona. A nivel deportivo, seguro que a todo el mundo, pero su manera de pensar y de actuar, pues no le gustó a todo el mundo.

Política

A mí no me gusta opinar. Opino con los míos, con un círculo cerrado. Me gusta saber, claro. La política se ha convertido en algo muy raro. La gente se ha hecho fanático de un partido y parecen equipos de fútbol. Es a muerte de uno a otro, tanto acá como en Argentina. Yo quiero lo mejor de mi país, lo mejor para que cambien las cosas, para que el menos tiene pueda tener comida y que no sufra. Que se levante el país. Tanto en España como en Argentina.

¿Derechas o izquierdas?

No me defino, quiero que hagan un mejor país. Sin robar ni esas cosas.

Se siente mal en la derrota

No me gusta perder, me lo tomó mal, incluso de pequeño con mis hermanos. ¿El 2-8? No me gustó cómo se dio, me cayó muy mal. A mis hijos ya les habían dicho que no me lo recordasen mucho. Cuando llegó me dicen 'qué perdieron, ¿eh?'. Ya empiezan a opinar.

¿Genera ansiedad el debate sobre el mejor del mundo?

No me genera ansiedad, no me lo tomo de esa manera. No juego para que digan que soy el mejor del mundo. Juego para ganar, lo primero, para dar el máximo para mi equipo. Para dar lo mejor en cada partido. Para lucirme y eso, no.

¿Alguna vez ha ido al psicólogo?

Tenía que haber ido, pero no fui nunca. Me cuesta dar ese paso, sabiendo que lo necesito. Me insistieron para que fuese. Antonela muchas veces, pero como te decía antes, soy una persona que me lo guardo para mí todo, no comparto mis cosas y por eso no me atrevo a dar el paso. Me vendría bien, seguro.

¿Volvería a mandar el burofax?

Sí, es una manera de hacerlo oficial. Yo le vine diciendo los últimos seis meses al presidente que me iba, que me quería ir, que me ayudase. Y él siempre 'no, no, no'. Era una manera de hacerlo oficial y que todos supiesen lo que quería.

Críticas por el burofax

Decían que si era un desagradecido... Pero no, yo amo muchísimo al club, a todo. Y claro que estoy agradecido al club por todo lo que hice, pero también me gané las cosas. Pero llegó un momento en el que mi cabeza quería salir de todo esto. Por los líos del club, yo sabía que este año era un año de transición y yo quería seguir luchando por conseguir más títulos, por pelear por la Champions, por La Liga y sentía que era el momento del cambio. Quería irme y quería hacerlo bien. El presidente de ese momento no quiso y empezó a filtrar cosas para hacerme el malo de la película. Pero yo estoy tranquilo. Hice lo que sentía y lo que tenía que hacer en ese momento.

¿Pensó en la gente?

Claro que sí. No hay mejor ciudad que esta. Mi familia no quería irse, mis hijos me pedían que no nos fuéramos. Pero yo sentía que se había cumplido un ciclo. Pensé que era lo mejor para los dos, tanto para el club como para mí.

¿La salida de Luis Suárez fue la gota que colmó el vaso?

No, yo ya lo tenía decidido de antes. Pero sí que me pareció una locura lo que hicieron con Luis -Suárez-. Por cómo hicieron las cosas, por cómo se fue. Se fue gratis, pagándole los años de contrato y se lo dieron a un equipo que iba a luchar por los mismos objetivos que nosotros. Era duro que se fuese, pero también por cómo se fue.

Relación con Bartomeu

Prefiero no hablarlo. Se prometieron muchísimas cosas y no se cumplieron. 

Barçagate

No le di mayor importancia. Estaban pasando tantas cosas, mucho más importantes que esa -el espionaje y manchar la figura de los jugadores-. No es un click. El último año fue duro y ya veníamos de antes. El no ganar venía siendo difícil, cómo nos eliminaron de la Champions los últimos años. No hay un click en concreto, hay muchas circunstancias.

Juicio para salir del Barcelona

Yo sabía que si iba a juicio, me iban a dar la razón. No consulté a un abogado, consulté a muchísimos y todos me decían lo mismo. Pero yo no me quería ir así del Barça.

Investigado por Hacienda

No sé si más o no. Yo tuve un problema con Hacienda y estuve asesorado por los abogados, igual que mi papá. Se terminó solucionando. Pasó todo eso y no me quejo. Me quejo del trato porque creo que fue desmesurado por todo lo que me tocó vivir, lo que escribió la prensa, sobre todo madrileña, aunque también aquí en Barcelona. Me dolió el trato recibido. Muchos jugadores pasamos por lo mismo.

¿La afición os lo perdona todo?

Yo creo que no. El aficionado es aficionado al club. Apoya al jugador que está en ese momento en el club.

¿El último mensaje de Guardiola?

Puff. No lo sé. Sí que hablamos, pero no sé cuándo fue la última vez. Hablamos de cómo van las cosas, pero nada de ir al City.

Mejor entrenador

Para mí es el mejor. Tiene algo especial. Te hace ver las cosas de una manera, me gustaba cómo preparaba los partidos, cómo lo preparaba tanto defensiva como ofensivamente. Yo tuve la 'mala suerte' que tuve a Guardiola y a Luis Enrique, para mí los dos mejores. Los tuve a los dos en muy poco tiempo. Aprendí muchísimo. Con Guardiola pensé que lo sabía todo, pero luego con Luis Enrique seguí aprendiendo detalles diferentes.

Messi, ¿el dueño del vestuario?

Eso se viene diciendo, pero no es verdad. También se dice en la selección. Que pongo y quito, que juegan mis amigos... Eso es algo que me molesta. La gente consume la prensa y muchos creen todo. Creen que yo hago los fichajes y pongo los entrenadores, pero eso está lejísimos de la realidad.

Dijo que no había proyecto de futuro...

Con Ronald Koeman se le dio una seriedad, una idea de lo que pretende para el equipo y para el club. Hay mucha gente joven y veo que el equipo va creciendo.

Palabras de Tusquets

Él es un gestor, no tiene nada que hacer. Lo que pasó, pasó y no debería haber reabierto el tema. Debería hablar más de lo que se viene a lo que pasó.

¿Votará en las elecciones del Barça?

No lo sé. ¿Candidato favorito? Prefiero no posicionarme con ninguno. Imagina si digo que quiero a un presidente, imagina lo que dirían. Ojalá que el que gana pueda cambiar la situación, que no va a ser fácil porque la situación es complicada por el tema de la pandemia. No va a ser fácil dar la vuelta a todo esto. Pero ojalá que el gane ponga a un club tan grande como este donde se merece y hace mucho que no está.

¿Ha hablado con algún candidato?

No, no hablé con ninguno. Nada.

¿Y si llega Xavi de entrenador, se queda?

Que pasen las elecciones y que tenga que ganar quien tenga que ganar. Ojalá podamos ganar algún título. ¿Y si es Neymar? Va a ser difícil traer jugadores y habría que traer a varios importantes para poder volver a ganar todo. ¿Traerle? ¿Y cómo pagas el traspaso al PSG? No va a ser fácil para el presidente que venga.

Neymar dijo que jugaría con él

Habría preguntarle por qué lo dijo. Sí, tenemos un grupo con Neymar y Luis Suárez. Hablamos por el grupo o por separado. Con Luis hablo casi todos los días. La última vez que hablamos fue por el sorteo. Que nosotros no queríamos el PSG por el equipo que es y supongo que ellos tampoco nos querían, no estamos en nuestro mejor momento, pero somos un equipo respetado por la historia. Va a ser una eliminatoria igualada.

Mejor amigo del vestuario

Con la gente que lleva más tiempo en el club, que es de la casa. Porque llevamos muchos años juntos. Pero cada vez quedan menos de casa. ¿Con Griezmann? No fue verdad que yo no quisiera su fichaje. Creo que quedó aclarado que no tenemos mala relación. De hecho, tomamos mate juntos.

¿Hablará con otros clubes a partir de enero?

De momento no voy a activarlo. Lo pensaré cuando acabe la temporada. No voy a distraerme con otras cosas.

Dos guías de Mánchester y París

No, no, llevátelas. Sé que hay mucha gente del Barça que me quiera. También sé que hay otra parte que no está así. Pero voy a hacer lo mejor para mí y para el club, eso que no quepa duda a nadie. Y en el futuro querré volver a vivir en Barcelona y estar en el club, aportar en el club con lo que sea.

Si vuelve es que tiene pensado irse...

Yo siempre he querido vivir en Estados Unidos, de vivir el fútbol ahí, la liga ahí y también. Por eso digo lo de volver a Barcelona, pero no sé lo que va a pasar. No sé si se dará. Ahora no pienso en otra liga u otro club, solo pienso en acabar la temporada con el Barça.

Más feliz que hace cuatro meses

Sí, sí estoy más feliz. Me costó porque no estaba en el lugar que quería estar. Me costó adaptarme hasta el día de hoy al vestuario. Hay mucha gente nueva, los que me rodeaban no están ya. Hay poca gente de la casa, hay mucha gente de fuera y eso hace que no seamos todos de la misma cultura. Eso hace que cueste más unir al vestuario.

¿Ir al Madrid?

No, no. Imposible.

¿Y al Atlético?

No, tampoco. Tampoco.

Entonces, ¿se va o no?

No sé si me iré o no. Pero si me toca irme, me gustaría hacerlo de la mejor manera. Pero si me voy, me gustaría volver a la ciudad y al club, aportar al club para hacerlo mejor. El Barcelona es mucho más grande que un jugador, incluyéndome a mí, obviamente. Ojalá el presidente que venga haga bien las cosas.

Leo después del fútbol

No lo he pensado. No me veo como técnico, pero sí algo relacionado con el fútbol. Igual director deportivo, eso sí me gustaría. Traer los jugadores que creo que son buenos para el club.

Gran carrera

No es fácil hacer lo que yo hice en mi carrera. Claro que pasé momentos malos, pero todo se supera. Ya veremos qué pasa al final.

[Más información - Messi: "Tuve la 'mala suerte' de estar con Guardiola y Luis Enrique, son los mejores"]