El periodista Radu Banciu ha cargado con dureza contra los protagonistas del incidente racista durante el partido PSG - Istanbul Bașakșehir, en la sexta jornada de la Champions League. Sebastian Coltescu provocó un gran escándalo durante el encuentro cuando llamó "negro" a Pierre Webó, entrenador del cuadro turco. Es por lo que los visitantes decidieron abandonar el partido, amparados por Kylian Mbappé, Neymar Jr. y todo el equipo parisino.

Noticias relacionadas

El presentador de televisión comentó el incidente en su programa y dijo que el árbitro rumano no puede ser acusado de racismo por la diferencia de connotación entre las expresiones "ală negru" y "negrul ăla". "No es racismo en la ley francesa, tampoco en nuestra ley. ¡No es un insulto racista!", expresó Radu Banciu en el programa de la televisión rumana Look Sport. "Negrul ăla nenorocit", o sea, "negro bastardo", sí que sería un insulto para el periodista, pero eso no fue lo que dijo el árbitro.

Pero la polémica vino cuando empezó a cargar contra Neymar y Mbappé. "Los turcos no quisieron continuar el partido, apoyados por los jugadores negros del PSG. ¡Algunos cabrones, algunos evasores de impuestos! Neymar se lleva 3 millones de euros al mes, evade impuestos y nadie habla de eso. Es negro para aprovechar la situación que atravesamos y tener beneficios. Es mejor ser negro que blanco", expresó el periodista.

Radu Banciu, el periodista rumano que ha llamado "analfabeto" a Mbappé y ha dicho que Neymar "finge ser negro"

También se cebó con la perla francesa. "Mbappé, que no sabe poner coma, escribió cuatro palabras en Twitter para rendir homenaje a Webo y cometió dos errores gramaticales. ¡Es analfabeto! ¡Gana 1,5 millones de euros al mes y está indignado por la sociedad! ¿Alguien puede explicarme cómo Mbappé, un ciudadano de color, está oprimido por la sociedad, como él mismo dice, si gana en un mes lo mismo que esta ciudad en un año?", continuó Radu Banciu.

También contra los turcos

No solo hubo críticas para los jugadores del PSG, también contra el Istanbul Basaksehir. "En Turquía, las mujeres son humilladas y se burlan de los derechos humanos. ¡Este equipo podrido vino e hizo el circo! El hecho de que Başakşehir no quisiera continuar el partido es un delito que debería haber sido castigado con una victoria por 3-0", argumentó el periodista para desacreditar el movimiento y la decisión que tomó el cuadro otomano.

El partido se ha disputado finalmente este miércoles, sin los árbitros que tenían previsto dirigir el encuentro. El holandés Danny Makkelie será el colegiado principal, asistido por los asistentes Mario Diks y Marcin Boniek, mientras que el cuarto árbitro será el polaco Bartosz Frankowski.

El partido iba en el momento de la suspensión, en el minuto 22, con empate a cero. Es un choque que debía certificar la clasificación para octavos de final de la Liga de Campeones a los parisienses, frente a unos turcos que ya estaban eliminados de Europa. La victoria del RB Leipzig ante el Manchester United dio el pase a los franceses, que ahora tienen que ganar a los turcos para pasar como primeros. 

[Más información: Cómo empezó el escándalo racista del PSG - Basaksehir: llamaron "gitanos" a los árbitros]