La atención de la última jornada de la fase de grupos de la Champions League este martes se centró en lo que sucedió en el Parque de los Príncipes. Ni qué equipos conseguían finalmente el billete para los octavos ni siquiera el nuevo cara a cara entre Cristiano Ronaldo y Leo Messi, la noticia del día salió desde París.

Noticias relacionadas

El crono no había llegado ni siquiera al minuto 15 del partido cuando los jugadores del Istanbul Basaksehir abandonaron el terreno de juego. Pronto se conoció que era por un incidente racista entre el cuarto árbitro y el banquillo del conjunto turco. Al conocer que era este el motivo, los futbolistas del PSG también enfilaron el túnel de vestuarios.

La jornada de la Champions League se veía en aprietos, pero el partido fue pospuesto al miércoles, día en el que se decide qué equipos pasan a la siguiente ronda, cuáles acaban en la Europa League y los que se quedan sin jugar competición continental hasta la próxima temporada.

Neymar Jr. y Kylian Mbappé, con las camisetas contra el racismo antes del PSG - Istanbul Basaksehir REUTERS

En el Parque de los Príncipes ha lucido este miércoles un contundente mensaje contra el racismo. Tanto la UEFA como los dos clubes han querido mostrar así al mundo que no se va a tolerar ningún acto racista dentro de un terreno de juego. Pancartas de "no to racism", así como los propios jugadores y entrenadores con camisetas con el mismo mensaje.

Racismo en la Champions

El banquillo del Basaksehir escuchó cómo el cuarto árbitro , por medio del pinganillo habitual, comentó que había que expulsar al "chico negro". Esto en referencia a Webó, viejo conocido de La Liga que ahora actúa como segundo entrenador en el equipo de Estambul.

Las imágenes no tardaron en dar la vuelta al mundo, aunque más rápido fue todavía la tangana que se montó en la banda del estadio del Paris Saint-Germain. El árbitro fue hacia el banquillo del Basaksehir para expulsar a Webó, pero este fue a por él aludiendo que había sido víctima de un insulto racista.

En principio, los futbolistas de uno y otro equipo se fueron a vestuarios por un tiempo de alrededor de 10 minutos. Pero después la UEFA decidió suspender el encuentro y que se jugase este miércoles 9 de diciembre. Así las cosas, el PSG y el Basaksehir han mostrado su rechazo total al racismo con las camisetas y con esa pancarta gigante que ha lucido en el Parque de los Príncipes. 

Además, en las últimas horas se ha producido una avalancha de mensajes contra el racismo. Estrellas como Neymar o Mbappé utilizaron sus redes sociales para ello, mientras que Demba Ba dejó muy claro todavía en el campo su pensamiento: "Nunca dices 'este chico blanco'. ¿Por qué dices 'chico negro'?".

[Más información - Coltescu, el árbitro de la polémica racista: una vida de tragedias y dos intentos de suicidio]