Todos los jugadores que participaron en la goleada de España frente a Alemania salieron reforzados. Es muy difícil no hacerlo ante un partido en el que durante 90 minutos la Selección sometió al equipo de Joachim Low. En cualquier caso, hay un nombre por encima de los demás que ha quedado marcado para el futuro. Ferran Torres marcó un hat-trick en su séptimo partido con la camiseta nacional. Lo hizo ante un grande como el combinado germano y confirmó que está para ser titular en La Roja.

Noticias relacionadas

La inversión que hizo Pep Guardiola este verano no iba mal encaminada. Después de librarse de la sanción por violar el Fair Play Financiero, el Manchester City se aprovechaba de que el Valencia necesitaba dinero de forma urgente para llevarse a la perla por 23 millones y otros 12 en variables. Otro español ponía rumbo a la Premier League en busca de triunfar, como ya lo hiciera Silva o, anteriormente, Fernando Torres. Ferran tiene ejemplos, pero sobre todo calidad para cumplir con ese objetivo.

Y no tardó demasiado en demostrarlo. Tres goles en los tres primeros partidos de la Champions League que jugaba con la camiseta celeste. Aunque es verdad que su arranque de Premier ha sido más pobre, donde aún no se ha estrenado, su rendimiento durante los partidos estaba convenciendo a un Guardiola que incluso lo estaba colocando como 'falso 9'. Pero es un extremo al uso, como ha explicado en más de una entrevista y este martes lo dejó claro con su exhibición ante Alemania.

La noche de La Cartuja será difícil para olvidar en la carrera de Ferran. Marcar el primer hat-trick en los últimos siete años de la Selección (No lo conseguía nadie desde que Torres y Silva marcaron sendos tripletes ante Tahití en la Copa Confederaciones de 2013) es un éxito al alcance de muy pocos. Si bien es cierto que estamos ante una temporada que está dejando resultados inusuales por la situación que provoca la pandemia, lo que no deja de ser extraordinario es el rendimiento de esta categoría para un jugador en edad aún de sub21.

Ferran y Ansu

Queda mucho para marzo, y aún más para junio, pero si en algo coinciden todos los analistas este miércoles es que los extremos de la Selección tienen que ser Ansu Fati y Ferran Torres. Uno este año se convirtió en mayor de edad, mientras que el otro hace nada estaba viviendo en casa de sus padres. Pero su calidad y proyección, siempre que el del Barça regrese bien de su lesión, invita a generar ilusión en la afición del país de cara a la cita del próximo verano.

Antes de esa Eurocopa, Ferran tiene toda una temporada con el City en la que demostrar que es una de las estrellas de este equipo. No será porque no tenga rivales en esa posición de gran nivel, pero es que Guardiola ya ha demostrado que no le tiembla el pulso a la hora de darle la titularidad. Desborde, conducción y buen toque de balón, pero sobre todo gol; todo eso es Ferran Torres. La perla de La Roja que se consagró en Sevilla este martes ya es una estrella.

[Más información: España se mete en las semis de la UEFA Nations League con un set histórico ante Alemania]