Hablar con Luis de la Fuente (Haro, La Rioja, 1961) significa ver la sensación de orgullo como el padre de la generación que está llegando a La Roja. Evidentemente le gusta ganar, pero la satisfacción que le produce ver como uno de sus pupilos en la sub21 llega a la absoluta debe ser para él una emoción similar a la de una victoria. Con Luis Enrique se le está yendo un poco de las manos esto, porque hay algunos a los que solo le ha disfrutado dos ratos sobre el campo y ya se les tilda de indiscutibles en el once titular de España.

Noticias relacionadas

No tiene la sensación de que estamos yendo demasiado rápido con algunos nombres, pero su mensaje siempre es el de la prudencia. Quiere que sobre las espaldas de estos jugadores que ha visto, primero, en las categorías inferiores y, después, en su equipo, haya las piedras justas en la mochila. Cree en esta generación que está aconteciendo como una de las más importantes. Sus éxitos así lo hacen creer, pero siempre queda el último escalón: mantenerse arriba.

La sub21 afrontará este 2021 el reto de reeditar el título que consiguieron los Dani Ceballos, Fabián o Mikel Oyarzabal en 2019. En esa doble cita, primero en marzo y después en junio, los focos estarán puestos en los Cucurella, Brahím o Pedri, jugadores que se están asentando en el primer nivel y que, perfectamente, podrían incluso jugar en la absoluta como es el caso de Ansu Fati. No sabe si podrá contar con él, aunque deja claro que la prioridad es el equipo de Luis Enrique.

Luis de la Fuente, durante un partido de la selección sub21 RFEF

El riojano ha charlado con EL ESPAÑOL para hacer balance de este 2020 tan terrorífico que poco a poco se va acabando, pero, sobre todo, para llenar de ilusión deportiva, que es lo que a él le toca, ese 2021 que se viene. Recursos futbolísticos no le van a faltar, como él mismo reconoce. Por eso hay que preguntar por esos nombres que ya brillan en el fútbol nacional, los que podría citar para la cita de Tokio de este próximo verano y de los que dispondrá para seguir ampliando las vitrinas de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Termina la sub21 el 2020, ¿cómo afronta el seleccionador el período hasta que regrese la competición en marzo?

Pues como sigue la competición, hay que seguir pendientes de los chicos. También en este tiempo aprovecharemos a retomar el trabajo que avanzamos con los Juegos Olímpicos. Pero no hay respiro, ni vacaciones ni nada. 

¿Cómo valora el año?

Independientemente de la situación tan dura que estamos viviendo, eso es lo primero que marca todo. Yo he aprendido a valorar las cosas en otra dimensión. Es algo que marca cualquier otra circunstancia negativamente.

En lo puramente profesional, muy satisfechos. Se han conseguido todos los objetivos que teníamos marcados, incluso antes de lo previsto. Una generación nueva, con más jugadores que aparecen, con algunos que tienen un nuevo rol en clubes importantes... Todo esto está siendo positivo tanto para ellos, como para nosotros.

Todo queda para ese parón de selecciones de marzo en el que se celebrará la primera fase del europeo, ¿tiene clara la base de jugadores que quiere que estén en Hungría y Eslovenia?

Queda mucho. Pero, sobre todo, hay unas circunstancias muy especiales. Ni siquiera podríamos tenerlo de cara a un mes. No nos ajustaríamos a la realidad. Con mucha prudencia, mantendremos el seguimiento sobre los jugadores, esperaremos que estén sanos, lo primero, y que tengan minutos, que estén en buen estado de forma...

En el documental de Amazon del Europeo de 2019 ensalza la figura del grupo, ¿han servido estas tres últimas fechas para hacer esa piña?

El handicap que tenemos es el tiempo. Tenemos tres convocatorias, son diez días de trabajo donde hay que reforzar los conceptos que les transmitimos año a año. Llevan mucho con nosotros, pero cada uno tiene su rutina en su club. Lo que es innegociable, es el sentimiento de grupo, de piña, esos valores que tratamos de transmitir y ellos entienden que desde ahí podemos construir.

¿Es un handicap también que la absoluta esté pasando por un proceso de cambio?

No, para nada. Es un orgullo y un reconocimiento a nuestro trabajo. No hay que olvidar que uno de los mejores resultados que podemos obtener es que hay jugadores en la absoluta en edad de sub21. Tenemos un seleccionador tan valiente que apuesta por gente joven. Eso da brillo a nuestro trabajo. Por supuesto que queremos seguir ganando, pero estamos muy contentos de tener a jugadores en la absoluta. Tenemos una generación tan buena, que estamos recogiendo los frutos.

Ansu Fati va a salir reforzado porque es un buen futbolista y es un chico humilde y con cabeza

La absoluta tiene muchos jugadores jóvenes que podrían optar a estar en esa cita, ¿hay opciones de que los Ansu Fati, Eric García, Dani Olmo o Ferrán Torres vuelvan a la sub21?

Por supuesto. Tenemos las puertas abiertas, pero la prioridad es la absoluta. Una vez que los compromisos de la absoluta están atendidos, iremos construyendo las demás necesidades. Tenemos que trabajar por y para la absoluta. Es el punto visible del iceberg de España.

Este fin de semana precisamente Ansu se lesionó, ¿cómo cree que le afectará este problema?

Nunca es buena una lesión, es un peaje del fútbol. Lo importante es recuperarse bien. Siempre he comentado que había que tener mucha calma con Ansu. ¿Cómo va a salir luego? Seguramente más reforzado. Los futbolistas inteligentes y que son maduros tienden a valorar estos procesos. Saber que cuando no tienes tu momento, tienes que ser mejor profesional, cuidarse, prestar más atención a los entrenadores... Tiene que salir reforzado, confío ciegamente, porque es un buen futbolista y es un chico humilde y con cabeza.

Aún así, cuenta con futbolistas asentados en Primera como Cucurella, que acaba de subir a la absoluta además, Óscar Rodríguez, Brahim o Pedri, ¿son motivos suficientes para hablar de España como favorita para el Europeo?

Nosotros, dentro del respeto y la humildad que tenemos que tener, no renunciamos a nada. Tenemos una generación muy buena. Hay jugadores que han ido ganando protagonismo en sus clubes en los últimos meses, eso nos hace ser muy optimistas. Tienen que seguir progresando de aquí a marzo.

Queda mucho tiempo. Como punto de partida, creo que es una generación muy importante. Hay gente a la que le quedaría otro Europeo más. Soy optimista, estoy ilusionado. Creo que el crecimiento del grupo, eso lo he visto semana tras semana cuando hemos estado juntos.

Vamos viendo datos que si los analizamos, nos hace ver que, objetivamente, el equipo sigue creciendo y que va mejorando en todas las facetas.

Luis de la Fuente, seleccionador sub21 de España RFEF

Pedri es el hombre del momento en el Barça, sobre todo tras la lesión de Ansu, ¿está para ser titular indiscutible ya?

Es muy difícil jugar en cualquier club de Primera División. En los clubes con plantillas más competitivas, todavía más. Pedri tiene 17 años. Aún así, está teniendo cierta continuidad en el Barça como titular. No tiene esos minutos que se les suele dar a estos jugadores jóvenes. Pedri tiene un talento fantástico y un potencial increíble. Puede llegar a donde se proponga. Tiene que seguir trabajando cada día más duro. Por supuesto que tiene potencial para ser titular en el Barça.

Una sensación parecida se está viviendo con Brahím, ¿se ha visto cortada su progresión en los dos últimos años por haber preferido continuar en el Real Madrid?

Pero el fútbol tiene esa circunstancia. Brahim viene de estar jugando en el City, en el Real Madrid y en el Milan. No es nada fácil jugar en esos clubes, y más con 18, 19 o 20 años. Tener continuidad es complicado. Está alcanzando una madurez personal y futbolística que, evidentemente, no tenía antes.

Brahim tiene que dar aún mucho más de sí, tiene un gran potencial. Siempre les insisto mucho en eso. Aún no han hecho nada, no han conseguido nada. Tienen un recorrido muy largo. Seguramente les queda lo más difícil. No solo es llegar, es mantenerse. O estás dispuesto a pagar el peaje de trabajo y sufrimiento, o te quedas. Yo creo que lo entiende también y está en ese grado de madurez.

También se han quedado fuera de esta última lista nombres como Riqui Puig, Hugo Duro, Sergio Gómez... ¿le preocupa que estos nombres no tengan tanta continuidad en los equipos en los que están?

Sí, claro. Lo ideal es que tuvieran más minutos y pudieran competir con más frecuencia. Es el inconveniente que tiene gente tan joven. No tienen que bajar los brazos. Que no estén en una convocatoria u otra no quiere decir que ya no tengan la oportunidad de estar con nosotros. Nuestra singularidad es que tratamos de buscar el momento adecuado en el que mejor se encuentra el futbolista.

Pedri tiene un talento fantástico y un potencial increíble para ser titular en el Barça

Cuando hacemos la composición de la plantilla, tenemos que buscar todos esos detalles. Aunque no jueguen, tenemos datos de que están entrenando muy bien. Nuestros porteros no están jugando ninguno con continuidad, quitando a Iñaki Peña ahora en el Barça B. En otras demarcaciones pasa parecido. A veces tenemos que apostar por gente que, aunque no tenga esos minutos, sabemos que tienen potencial para hacerlo bien. Buscamos ese equilibrio para hacer una convocatoria competitiva.

Cambiemos de tercio. En la clasificación no están teniendo VAR, pero en el Europeo, como en 2019, lo volverán a tener, ¿prefiere jugar con o sin videoarbitraje?

Yo totalmente con VAR. Si minimizas los errores... el error cero es imposible. Es muy difícil ponerse de acuerdo en algunas decisiones. Pero si el VAR, en un porcentaje alto, corrige ese posible error, bienvenido sea. El error cero es imposible. Hay que aceptar que se produce un mínimo error. Pero prefiero ese mínimo error, a que haya más errores que generen más conflictos.

La controversia está centrada sobre todo en las manos, ¿cree que habría que determinar mejor en qué acciones debería intervenir?

Actualmente cualquier mano en el área es penalti, creo que es así la normativa. Hay que simplificar el fútbol. Si viene de un rebote, si tiene la mano en un lugar natural... Quizá haya que simplificar y decir que siempre que pegue en la mano, es penalti. Si entra la interpretación, seguro que no va a ser igual para ti que para mi. Hay que evitar estas situaciones de conflicto así.

Aunque el primer objetivo del año es ese Europeo, también me decía al principio de la entrevista que este tiempo servirá para preparar la cita de los Juegos Olímpicos, ¿mantendrá la prelista que presentaron en marzo?

No se si se podrá modificar esa primera lista. Habrá que ver si se pueden incorporar más jugadores. En cualquier caso, estaba muy contento, estaban casi todos los futbolistas españoles. Tenemos un trabajo hecho y una idea formada, ahora nos tendremos que poner a trabajar. En medida que cumplamos con el primer compromiso, paralelamente habrá que definir esos detalles que también nos piden desde el COE.

No me preocupa en sí confeccionar un grupo de jugadores. Si era difícil plantearse un grupo para dentro de cuatro meses, imagínate para ocho. Hay otros eventos con la Eurocopa absoluta y la sub21. Habrá que ver si los jugadores podrán estar con nosotros, también en función de su estado de forma.

Luis de la Fuente junto a Riqui Puig RFEF

Es decir, ¿siguen los Sergio Ramos, Piqué, Alba... en su cabeza?

Como idea primera, sí. Pero no voy a vender milongas. Tengo una primera idea. Ahora, no se puede cerrar la puerta a nadie. Para mi es un orgullo que los Sergio, Jordi Alba... jugadores que lo han conseguido todo, quieran venir con nosotros. Creo que habrá que esperar al momento adecuado para tomar la decisión. En ocho meses pueden pasar muchas cosas. No puedo especular si va a venir Sergio Ramos, u otro jugador. Es ridículo.

¿Tendrá en estos próximos días conversaciones con ellos para saber si siguen implicados?

Sí. Hay con algunos que tengo muy buena relación. Dani Ceballos por ejemplo. Tengo una relación especial con la generación con la que estuve en el sub19 y en el sub21. Llevamos cinco años juntos y siempre intercambiamos mensajes y llamadas. Pero comentamos sobre todo sitaciones del momento actual. Nada del futuro.

¿Qué desea Luis de la Fuente para que su 2021 sea bueno?

Lo primero, superar la pandemia. A mi esto me ha cambiado. Seguramente, en otras circunstancias, no nos las habríamos planteado. Valoro más otras cosas. Lo primero que valoro es la salud, por lo que quiero superar el drama que estamos viviendo. Siempre decía que la mejor noticia de que se celebren los Juegos Olímpicos o el Europeo, es porque hay una normalidad. Después, sería muy bonito pensar en ganar. Pero está en un plano secundario.

[Más información - Cucurella, convocado con la Selección absoluta... pero Gayá se queda]