Hay algunos futbolistas que a los 34 años no pueden más, pero, por suerte, hay algunos otros que alargan la ilusión por golpear un balón de fútbol hasta más tarde. Quizá el caso de Ezzeldin Bahader es un tanto exagerado. A sus 74 años, en el mes de noviembre cumple 75, se ha convertido en el jugador más viejo de fútbol. Lo consiguió tras disputar un partido de la tercera división del fútbol de Egipto.

Noticias relacionadas

Era el segundo partido de la temporada en el que jugaba y este fin de semana fue reconocido con el título Récord Guinness. Eso sí, el Club 6 de Octubre, su equipo, perdió un poco por su culpa. Bahader falló un penalti cuando el partido iba 3-2 ante El Ayat Sports. Sí que lo marcó en marzo, en su último partido con el equipo en el que juega. Después de eso tuvo que esperar para poder recibir su premio.

Tenía previsto volver a jugar en ese mes, pero la llegada del coronavirus lo suspendió todo. Ahora que ha regresado la competición, 'El Abuelo' pudo cerrar el círculo y reclamar su récord. El revuelo que generó desde principios de año ha provocado que su club haya generado nuevos patrocinadores y publicidad. "Sueño con poder batir mi propio récord una vez más, solo para hacer la competencia un poco más difícil", explicaba ante los medios tras el encuentro.

Bahader superó el anterior récord que lo tenía un israelí de 73 años llamado Isaak Hayik. El récord que no le habían reconocido en ese primer partido fue el del jugador más viejo en marcar durante aquel empate a uno. "Esto es algo que se logró en el último minuto del juego que pensé que no lograría. Estaba lesionado y todo lo que esperaba era continuar durante los 90 minutos completos y jugar el siguiente juego", explicaba tras ese choque.

Durante el partido de este pasado martes en el Estadio Olímpico de El Cairo acudieron sus seis nietos que, según los asistentes, gritaban: "¡Vamos abuelo!". Ahora su reto es superar a Itzhak Hayk, un iraquí que jugó más de tres partidos en el fútbol de su país. Ahora se prepara ya para ese objetivo. Espera que el entrenador del Club 6 de Octubre le dé una vez más la titularidad.

Egipto y los récords

Egipto también cuenta con el récord del jugador de mayor edad en figurar en la Copa del Mundo, el legendario portero Essam El Hadary. Lo consiguió durante el último Mundial de Rusia de 2018 cuando disputó un partido con la selección de los faraones a los 45 años.

Sin embargo, no pudo celebrar el récord con un triunfo en el choque que disputó ante Arabia Saudí. Egipto, pese a adelantarse con un tanto de Mohamed Salah y a que El Hadary detuvo un penalti en la primera mitad, acabó perdiendo 2-1. Otra pena máxima marcada por el saudí Salman Alfaraj y por un gol en el último suspiro de Salem Aldawsari.

[Más información: Las imágenes del mundo del deporte: la transformación radical del nuevo 'monstruo' de la NBA]